Abre sus puertas el Centro Cultural para la Niñez

Al acto inaugural asistieron autoridades del Ayuntamiento de Guadalajara, del gobierno del estado y niños del Hogar Cabañas
La inauguración del Centro Cultural para la Niñez esta tarde “en dos pistas”
La inauguración del Centro Cultural para la Niñez esta tarde “en dos pistas” (Enrique Vázquez)

Guadalajara

La inauguración del Centro Cultural para la Niñez esta tarde “en dos pistas”. Por un lado en el patio principal de la Casa Reforma, aún en restauración, Antonio Camacho, fundador de este espacio y director del Arte de los Títeres A.C, encabezó el acto inaugural al que asistieron autoridades del Ayuntamiento de Guadalajara, gobierno del estado y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), además algunos diputados locales y regidores. 


De manera simultánea el colectivo de títeres representó Matías y el Pastel de Fresas a cerca de 30 niños del Hogar Cabañas en el Teatro América, el teatro miniatura que abrió por primera vez telón. 

Entre la algarabía de los niños y la seriedad de los mayores, Antonio Camacho agradeció a las autoridades asistentes y personalidades “que han hecho posible el rescate de esta finca”. De la misma forma en que recapituló algunas anécdotas entorno a esta casa antigua recordó que han sido cerca de 13 millones de pesos los que se han invertido hasta el momento en la consolidación de los muros de este espacio y que los trabajos han sido supervisados tanto por Alejandro Canales, arquitecto restaurador, director de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO), y de Cuauhtémoc de Regil, perito del INAH. Éste último estuvo presente y señaló que “no se ha seguido una línea recta en la restauración de la finca ya que está llena de sorpresas” y comentó que en ella hay elementos del siglo XVII, lo mismo que del XIX.

Camacho ofreció un breve recorrido por los espacios que ya están acondicionados para su funcionamiento y entre los que destacan los salones en los que se encuentran maquetas de varios edificios del centro histórico de Guadalajara importantes, de los cuales algunos ya han sido demolidos. En una de esas salas se cuenta también con un holograma en el que uno de los primeros habitantes de la casa recrea la historia de la finca. 

Esta preinauguración del espacio, “debe entenderse como una rendición de cuentas de los apoyos que hemos recibido”, subrayó el titiritero.