Abre en Salamanca un innovador centro de lectura

Con este recinto el Conaculta logra resumir los esfuerzos de cerca de dos mil 150 espacios de fomento en todo el país.
El edificio tiene un área dedicada a las familias para una convivencia libresca.
El edificio tiene un área dedicada a las familias para una convivencia libresca. (Especial)

México

En el Centro de Lectura José Rojas Garcidueñas van a convivir el libro impreso y el digital, como también lo harán los bebés y los lectores adultos, los jóvenes lectores y los mediadores de lectura, los maestros y hasta los investigadores en la materia, porque uno de sus propósitos es convertirse en uno de los espacios de fomento al libro y la lectura más innovadores no solo de México, sino de toda América Latina.

Desde la Dirección General de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (DGP-Conaculta) se desarrolla una serie de acciones de fomento del hábito de la lectura, cuyos esfuerzos se reflejan en dicho centro, que se inaugura hoy en Salamanca, Guanajuato, con el cual el Conaculta logra concentrar alrededor de dos mil 150 espacios de fomento en todo el país.

De acuerdo con Angélica Vázquez del Mercado, directora general adjunta de Fomento a la Lectura y el Libro de la DGP-Conaculta, el centro de lectura cuenta con varias características que lo hacen único en comparación con otros abiertos el año pasado, en especial a partir de la fusión y la convivencia con diferentes maneras de fomentar el libro y la lectura.

“Tiene un espacio para la lectura digital, donde los visitantes cuentan con computadoras y tabletas electrónicas, con las cuales, además de hacer consultas, se puede ingresar a una gran oferta de libros electrónicos. También ofrecemos una asesoría sobre qué títulos se recomienda que adquieran para tener un mayor impacto en temas de fomento.

“El espacio cuenta con un área dedicada a niños y un área familiar, que usamos en la DGP en las ferias del libro o en otros centros de lectura, donde los niños se encuentran con el libro impreso, pero también con espacios para talleres y para otras actividades que los acercan al libro o a la lectura en sus diferentes formatos”.

Trabajo de mediación

De las autoridades de Salamanca vino la idea de crear el Centro de Lectura, porque ya habían conseguido los recursos para habilitar un espacio que originalmente tenían pensado como una biblioteca, pero no quisieron dejarlo solo en eso, “sino querían dar un brinco, ser innovadores, proponer y se acercaron al Instituto de Cultura de Guanajuato y al Conaculta”.

“Otra área que es totalmente innovadora y en la cual el Fondo de Cultura Económica nos ayudó en su diseño y en su concepto, es la denominada ‘De primeros lectores’, dirigido a los bebés, para que estos tengan su primer acercamiento al libro como objeto, pero también a experiencias de iniciación en la lectura en voz alta de un libro”.

De alguna manera, en el Centro de Lectura José Rojas Garcidueñas se va a concentrar todas las herramientas que el Conaculta ha implementado en diferentes momentos y espacios alrededor del fomento al libro y a la lectura, donde lo mismo se puedan organizar narraciones, lecturas y presentaciones de libros, que ofrecer mesas para talleres, sillones, camas y cápsulas de lectura, mesas y sillas de trabajo.

“Lo más importante va a ser el trabajo de mediación, la labor que realiza el personal del centro para ofrecer todo su trabajo a las escuelas, hasta convertirlo en una especie de centro de atracción para ponerlo en el centro turístico de Salamanca. Es un centro que se vale de diversas manifestaciones artísticas y culturales para provocar, impulsar y lograr la formación de lectores”, enfatizó Vázquez del Mercado.

Las actividades inaugurales del Centro de Lectura incluyen la presentación de Alejandro Rosas, quien ofrecerá la charla “¿Por qué leer libros de historia?”, para seguir con pláticas a cargo del artista gráfico Ricardo Cucamonga, y de Rafael Cessa, promotor de lectura y representante de la iniciativa Booktube en México.  En el acto de apertura estarán presentes Ricardo Cayuela Gally, titular de la DGP-Conaculta, y Justino Arriaga Silva, presidente municipal de Salamanca.

Creación de comunidades

El Programa Nacional Salas de Lectura apuesta por crear comunidades lectoras, mediante el desarrollo de espacios donde se promueva de manera libre, gratuita e incluyente el hábito de leer. En la actualidad cuenta con:

Alrededor de mil 790 salas de lectura, ubicadas a lo largo y ancho del país, tanto en grandes ciudades como en pequeñas comunidades.

Se han abierto 315 Paralibros, espacios que funcionan en las paradas del transporte público, donde se pretende que los libros estén al alcance de los peatones.

Se cuenta con 15 Librobicis, que llevan la lectura a distintos sitios de comunidades rurales y urbanas. Es un proyecto que surgió para ofrecer libros a quienes se formaban en “la línea” para pasar de México a Estados Unidos.

En los 13 Centros de lectura creados hasta el momento, incluido el de Salamanca, se busca facilitar el acceso a las tecnologías de la información, mismas que vincula con diversas expresiones culturales.