Agustín Lara llegó a la música clásica

Abraham Barrera presentó un disco con nuevas versiones de El Flaco de Oro; respetó el ritmo pero no la armonía.
Música clásica retoma a Agustín Lara (Milenio digital)

México

El pianista Abraham Barrera ya tenía los arreglos musicales. Justo antes de salir de México para grabar su disco en Estados Unidos tuvo la fortuna de conocer a la viuda de Agustín Lara; el músico Rodrigo de la Cadena se la presentó.

Una nueva versión de las composiciones de Lara. El disco sigue dos caminos, "por una parte con el ritmo original", y por otro lado, "generar una obra de piano clásico contemporáneo... pero que tampoco se fuera a lo contemporraro", dijo en entrevista para Milenio Digital el compositor considerado vanguardista, que presentó el pasado viernes Lara por Abraham Barrera.

A Yolanda Yiyi Gasca, que vivió diez años casada con el autor de Amor de mis amores, le gustó la idea. Firmó el disco; escribió que "a lo largo de 42 años que ha asistido a homenajes no ha visto algo similar o parecido a este proyecto", dijo Barrera.

El objetivo base del músico de 36 años de edad era producir su primer disco como solista. Ya tiene varios en diferentes formatos. Así que quiso dar el salto de la mano de su instructor de piano Ignacio Gutierrez Campo. "Fue un proyecto en conjunto con mi maestro", dijo.

La razón por la que uno de los mejores pianistas de México eligió el trabajo de El Flaco de Oro fue la popularidad. "Los temas de Lara son muy identificables" y eso ayudaría a que las personas "encontraran el vínculo entre la melodía y lo que sucede pianísticamente... Es el único compositor popular que me podía dar esa fuerza sin que exista la letra", dijo. Era el indicado.

El proyecto Lara por Abraham Barrera empezó a finales de 2011. En 2012 fue la preparación, para después, en febrero de 2013, iniciar la grabación.

DEDOS AL PIANO

Es común que "cuando agarras tu camino profesional te alejas de los maestros". En su caso no fue así. Le propuso a su también instructor de composición e improvisación que fuera parte activa del proyecto, que colaborará en el proyecto musical. Y así fue.

Barrera tenía claro que no quería componer la música de su propio disco, así que tomó "como pretexto las melodías de Agustín Lara para utilizarlas y que se generara como una obra de piano clásico", respetando el ritmo pero no la armonía.

"El disco se enfoca sobre lo técnico". Barrera creó la música llevando el concepto armónico "hacia lo polifónico, hacia lo atonal", que quiere decir que no respetó "la armonía original y que crea ciertas sonoridades o disonancias".

Las canciones seleccionadas fueron:

  1. Aventurera
  2. Rival
  3. Señora tentación
  4. Piensa en mí
  5. Veracruz
  6. Madrid
  7. María bonita
  8. Arráncame la vida
  9. Imposible
  10. Amor de mis amores
  11. Granada
  12. Solamente una vez
  13. Farolito
  14. Pecadora
  15. Noche de ronda

No es la primera vez que Barrera hace arreglos. Valora esta labor. Sabe que ser arreglista es casi como ser compositor "porque uno tiene que reinventar una introducción, reinventar los momentos de las canciones o de los temas", dijo.

Entre sus producciones se encuentran:

  • Leyendo sueños (2009);
  • Abraham Barrera Ensamble (2012)
  • Ocaso (2012);
  • Lara por Abraham Barrera (2013); y
  • La otra versión, la música mexicana sin fronteras (2013).