AMLC pide quitar “letras chiquitas” de cobertura en el Seguro Popular

Con el apoyo de María Teresa Toca, la organización encabezada por Mayra Galindo exhorta al poder Legislativo y Hacienda a que ya no ajusten presupuesto a Salud.
Mayra Galindo pide que se cubra el tratamiento integral de los pacientes.
Mayra Galindo pide que se cubra el tratamiento integral de los pacientes. (Omar Franco)

México

En el Seguro Popular se deben "eliminar las letras chiquitas" para que se tenga un acceso real y no parcial a tratamientos de tumores malignos invisibles, como es el caso del mieloma múltiple, además de trasparentar el uso de los recursos públicos destinados a la atención real de pacientes, señalaron organizaciones civiles encabezadas por la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer (AMLC).

Ante un nuevo recorte presupuestas al sector salud, previsto en el ejercicio fiscal 2017, y que afectará de forma preocupante la lucha emprendida contra el cáncer, la AMLC, presidida por Mayra Galindo, y María Teresa Toca, viuda del ex secretario de Educación Pública Alonso Lujambio, solicitaron de manera formal, tanto al Poder Legislativo como a las secretarías de Salud y de Hacienda, ya no quitar más recursos al sector, que en dos años (2015 y 2016) ha perdido más de 11 mil millones de pesos en recortes.

"Nos dicen que harán ajustes administrativos, que no se afectará a los pacientes; nada más alejado de la realidad ya que, con todo y estar afiliados, nos llegan quejas de que por falta de insumos deben comprar parte del tratamiento o medicamentos", señaló Galindo.

"A ello se suma que hay infraestructura inadecuada, visible en cuestiones tan obvias como colocar mantas en donde debe haber cortinas corredizas", abundó.

Cobertura parcial

Explicaron que ya tienen citas programadas con diputados y senadores, así como con autoridades del Seguro Popular, para tratar diversos temas: uno la inclusión de los cánceres invisibles, y tocarán el caso del mieloma múltiple, ya que solo cubre el trasplante de médula ósea, pero en absoluto los estudios y medicamentos que se requieren antes y después de esa intervención.

Galindo y Toca detallaron que no se cubre la atención a la que se debe someter el paciente antes de recibir el trasplante, como son las quimioterapias y medicamentos especializados y, después de esa intervención, se vuelve a dejar desprotegida a la persona, ya que no se cubre el tratamiento posterior que garantice que no va haber rechazo del trasplante o recaída de la enfermedad.

"Ya no queremos letras chiquitas donde se otorgan tratamientos parciales y se excluyen a pacientes ya con problema renal, como es el caso del Gonzalo Vega y en su momento el ex secretario Alonso Lujambio", añadió Galindo, por eso "solicitaremos inclusión total y ya no estamos dispuestas a esperar cinco años más para que progrese la propuesta", destacó.

Las organizaciones presentarán a las autoridades un estudio de fármaco-economía que demuestre "lo caro" del costo que representa no atender de manera integral a cada paciente en este y cualquier tipo de cáncer al año, ya que solo la pérdida por productividad que representan los enfermos de carcinomas no atendidos integralmente casi alcanza los 20 mil millones de pesos y la muerte prematura representa alrededor de 12 mil millones de pesos.

Transparentar el uso

Galindo abundó que también solicitarán que el Seguro Popular sea fiscalizado, cuente con un registro verificable de pacientes atendidos con todo y presupuesto destinado a cada uno, porque esa gran bolsa carece de verificación y existen entidades —aunque no mencionó cuáles— en las que hay cinco casos atendidos y un presupuesto excesivo que no se justifica, por lo menos en el caso de las enfermedades oncológicas.

En México esa gran bolsa puede contribuir también a prevenir. Si a una persona se le hace una biometría hemáticas de 35 elementos (que requiere una toma de sangre) por lo menos cada año, se puede evitar muertes prematuras y que enfermedades como mieloma múltiple dañen órganos.

"Se piensa que la incidencia es mínima, pero hay más de 2 mil 500 casos anuales", abundó Paulina Rosales, de Unidos Asociación Pro Trasplante de Médula Ósea, quien también participó en el Primer Foro de Cánceres Invisibles, que se llevó a cabo en el Senado de la República.

Según estimaciones del proyecto Globocan, en México, en 2012 se presentaron 147 mil 985 casos nuevos de cáncer. En ese mismo año murieron 78 mil 352 personas por esta causa.

Entre los cánceres menos visibles se encuentran los hematológicos, como el mieloma múltiple y el Síndrome Mielodisplásico (MDS, por sus siglas en inglés) que dañan las células productoras de sangre en la médula ósea.

* * *


De acuerdo con un estudio de fármaco-economía presentado por la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, los costos por no atender la enfermedad se dividen en:

19,782 mdp por pérdida de productividad

12,120 mdp a causa de muertes prematuras

4,437 mdp en costo de oportunidad del cuidador

3,314 mdp de subsidios por incapacidad temporal

274 mdp en el rubro de pensión por invalidez