• Regístrate
Estás leyendo: 86 millones visitaron recintos del INAH
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 06:50 Hoy

86 millones visitaron recintos del INAH

Sus dos museos más concurridos son los nacionales de Antropología y de Historia; entre las zonas arqueológicas descollan Teotihuacán y Chichén Itzá.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Veinticinco millones 891 mil 81 personas han visitado el Museo Nacional de Antropología (MNA) en los últimos 15 años, lo que lo convierte en el recinto del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que más personas recibe anualmente.

Tan solo en el último lustro llegaron a ese lugar 7 millones 616 mil 520 visitantes, según la página de internet http://www.estadisticas.inah.gob.mx/. Asimismo, a todos los museos del instituto arribaron 36 millones 414 mil 451 personas en el mismo periodo.

El MNA recibió en 2000 un millón 544 mil 162 visitantes, y en 2014, 2 millones 379 mil 747. La cifra en el primer año mencionado representó 46.6 por ciento del total de personas que acudieron a museos en el Distrito Federal (DF), mientras que en 2014 el porcentaje bajó a 44.3.

En 2005 el mismo lugar recibió 2 millones 328 mil 404 visitantes. En 2010 la cifra descendió a un millón 446 mil 506. A pesar de esa caída, las estadísticas entre 2011 y 2014 son ascendentes. En los últimos cinco años el número de personas que han visitado museos del INAH aumentó, en promedio, 1 por ciento.

El segundo museo más visitado en México es el Museo Nacional de Historia (MNH). En los últimos 15 años acudieron al lugar 18 millones 382 mil 86 personas. En 2000 el lugar recibió 545 mil 463 visitas y en 2014, un millón 479 mil 382 personas. Las cifras anteriores representaron 16.5 y 27.5 por ciento, respectivamente, del total de visitantes a museos en el DF.

En 2005, el sitio recibió a un millón 351 mil 951 personas, y en 2010 a un millón 379 mil 47. En los últimos cuatro años la cifra de personas que visitaron este recinto osciló entre un millón 200 mil y millón 600 mil aproximadamente.

El Museo del Templo Mayor es el tercer sitio más visitados en los últimos tres lustros con, 8 millones 931 mil 691 visitantes. Los dos años con mayores registros de asistentes en ese periodo fueron 2008, con 863 mil 628 personas, y 2010, con 728 mil 888.

En 2000 el número de visitantes que acudieron al lugar fue de 517 mil 672, y en 2014 de 646 mil 367. En el primer año, la cifra representó 15.6 por ciento del total de visitantes a los museos del DF, y el año pasado 12 por ciento. En 2005 acudieron al lugar 502 mil 239, y en 2010, 728 mil 888.

Proyectos y preocupaciones

Francisco Ortiz Lanz, coordinador de Museos y Exposiciones del INAH, explica que el aumento de visitantes en uno por ciento anual en los últimos cuatro años se debe a diferentes razones: el crecimiento poblacional de México, el incremento en el nivel educativo de la gente y una mayor cultura del disfrute de los espacios públicos.

En entrevista con MILENIO comenta: “Cuando fue construido el MNA hace 51 años, la Ciudad de México tenía unos 6 o 7 millones de habitantes. Si pensamos en una ciudad que ya triplicó su población, que sigue teniendo el mismo museo y éste sigue siendo funcional, hablamos de una gran capacidad de planeación. Los recintos culturales tienen un incremento natural por el que muchas veces pueden verse sobrepasados respecto a su momento de creación. En los próximos años los museos que se creen tienen que pensarse en estadísticas de población”.

Sobre el aumento del nivel educativo en México, explica que hace 30 años era todo un logro tener licenciatura, mientras que si hoy los jóvenes no tienen maestrías y doctorados no pueden competir. Hay una mayor competencia laboral que se refleja en una necesidad de la ampliación de los niveles educativos. Este incremento educativo hace que las visitas a los museos, que es parte de la currícula escolar, aumenten.

Un tercer elemento a considerar, menciona el arquitecto, es que cada vez en México hay una mayor conciencia de las identidades nacionales: “Somos un país que comenzó a construir su identidad reciente a partir de la Revolución Mexicana y los gobiernos posrevolucionarios. Muchos momentos de los años veinte fueron definitorios en lo que ahora pensamos que es México. Para los mexicanos es natural creer y pensar que nuestros fundamentos están en los pueblos indígenas antiguos. Es casi una obligación para cualquier mexicano visitar un museo o una zona arqueológica y sentir orgullo.

“Si bien para la gran mayoría de los connacionales quedarse en su casa a ver el futbol es la opción preferida de un plan de fin de semana, mucha gente acude a los museos. Es gente que considera que visitar una propuesta cultural y recreativa es una opción de descanso y disfrute”, explica el especialista.

Esto se ve reflejado en las estadísticas que existen sobre el MNA y el MNH, los cuales de martes a viernes tienen públicos estandarizados: escolares y grupos de visitantes extranjeros. Los fines de semana la cifra se dispara a públicos que incluyen visitas familiares y recreativas, puntualiza.

Para Ortiz Lanz esto les genera distintas responsabilidades: “Tenemos dos elementos que tienden a contraponerse: por un lado el aumento en la demanda implicará una mayor cantidad de servicios, pero la infraestructura es básicamente la misma; por otro, el personal del INAH está envejeciendo, por lo que aumentan las peticiones de retiro y las plazas cada vez son más limitadas. Una de las grandes responsabilidades que tenemos es saber cómo optimizar a nuestros trabajadores para que se siga dando una buena atención”.

El funcionario explica que si el aumento de visitantes a museos sigue en 1 por ciento podrán satisfacer la demanda. Pero la prioridad para los próximos cuatro años no se encuentra en crear programas para atraer más público, sino en optimizar y mejorar la calidad del servicio.

Para mejorar la infraestructura en los próximos cuatro años, el INAH tiene planes: “Los inmuebles deberán contar con contenidos renovados; es una tarea mayúscula que involucra a todo el instituto, desde investigadores hasta los conservadores, la gente encargada del patrimonio. Además queremos mejorar la atención a los públicos. Vamos a hacer diferenciación de los públicos, para poder establecer los intereses de cada grupo visitante”, explica.

Crecimiento poblacional

Para analizar el aumento de visitantes a los museos en los últimos 15 años, un elemento a considerar es el crecimiento poblacional, en especial del Distrito Federal, localidad donde se encuentran los tres recintos del INAH más visitados de México.

Según el 12 Censo General de Población y Vivienda de 2000, realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), ese año el país tenía una población de 97.48 millones de personas. La tasa de crecimiento promedio anual de la población disminuyó de 2 por ciento entre 1990 y 1995 a 1.6 entre 1995 y 2000.

El informe también dio a conocer que, en cuanto al monto de su población, destacan el Estado de México, el Distrito Federal, Veracruz, Jalisco y Puebla como las entidades que ocupan una superficie de 10.6 por ciento del territorio nacional, pero donde se concentra 41 por ciento de los habitantes del país.

Según el censo, ese año vivían en la Ciudad de México 8.6 millones de personas. A los tres museos más visitados de la capital —el MNA, el MNH y el Museo del Templo Mayor— acudieron un millón 544 mil 162, 545 mil 463 y 517 mil 672 visitantes, respectivamente. Entre los tres recintos acudieron dos millones 607 mil 297 personas.

En el Conteo de Población y Vivienda 2005, realizado por el Inegi, se dio a conocer que en México vivían 103.3 millones de personas. De ellas, ocho millones 720 mil 916 eran residentes del Distrito Federal.

Los tres museos más visitados de ese año en la capital, el MNA, el MNH y el Templo Mayor, recibieron a 2 millones 328 mil 404, un millón 351 mil 951 y 502 mil 239, respectivamente; es decir, 4 millones 182 mil 594 personas.

En el Censo de Población y Vivienda 2010 se informó que la población residente en el DF era de ocho millones 851 mil 80 personas. Del año 2000 al 2010, el Distrito Federal tuvo un crecimiento absoluto de casi 246 mil residentes con una tasa de crecimiento de 0.27, lo que refleja que el ritmo de crecimiento de la población capitalina, al igual que la tasa de crecimiento del país, están descendiendo paulatinamente.

Hace cinco años acudieron al MNA, el MNH y el Museo del Templo Mayor un millón 446 mil 506, un millón 379 mil 47 y 728 mil 888, lo que representó dos millones 313 mil 341 personas.

Al sumar el número de visitantes que acudieron a esos museos en los años que el Inegi realizó los censos poblacionales —2000, 2005 y 2010—, el total es de 9 millones 103 mil 232 visitantes. Esta cifra es superior a la cantidad de personas que acudieron al Museo del Templo Mayor en 15 años: 8 millones 931 mil 691 visitantes.

Según la Encuesta sobre la Percepción Pública de la Ciencia y la Tecnología (Empecyt) 2013, realizada conjuntamente por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el Inegi, el interés de la gente por acudir a museos de ciencia y tecnología ese año fue de 16.3 por ciento del total de la población.

Entre 2011 y 2014 acudieron a museos y zonas arqueológicas del país 86 millones 80 mil 47 personas; de ellas, 69 millones 432 mil 857 fueron mexicanas y 16 millones 647 mil 190 extranjeras.

Entre 43 y 46 por ciento del total de visitantes se concentraron en cinco espacios: la zona arqueológica de Teotihuacán, el MNA, la zona arqueológica de Chichén Itzá, el MNH y la zona arqueológica de Tulum.

Mientras 81 por ciento de los visitantes a museos en los últimos cuatro años fueron mexicanos, 19 por ciento fueron extranjeros. A partir de 2015 se implementó el pago de entrada a museos y zonas arqueológicas a visitantes foráneos.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.