La casa que se construye con poemas

El libro 54 poemas sobre la casa ofrece una mirada diversa sobre la idea del hogar a través de la palabra
Víctor Manuel Mendiola, editor del libro
Víctor Manuel Mendiola, editor del libro

México

“Mi casa contigo era / la habitación de la bóveda”, escribe Miguel Hernández. “Hay un tigre en la casa / que desgarra por dentro al que lo mira”, anota por su parte Eduardo Lizalde, mientras Paul Verlaine recuerda “El hogar, el breve resplandor de la lámpara; / el fantaseo con el dedo puesto contra la sien / y los ojos perdidos en los amados ojos”.

Diferentes maneras de aproximarse a un tema que está presente en la literatura universal, en especial en la poesía, algunas de las cuales se encuentran recopiladas en el volumen 54 poemas sobre la casa (Fovissste, 2016), cuya edición estuvo a cargo de Víctor Manuel Mendiola.

En la larga lista de autores recopilados se encuentran Charles Baudelaire, William Butler Yeats, César Vallejo, Paul Verlaine, Emily Dickinson, Pablo Neruda, Octavio Paz, José Emilio Pacheco o Jaime Sabines, hasta Antonio Deltoro, Vicente Quirarte, Armando González Torres o Jorge Fernández Granados, por mencionar sólo a algunos.

“Una parte de esos poemas ya los tenía localizados”, cuenta el editor del volumen, “los tenía en mis recuerdos. De los poetas jóvenes, por ejemplo, tenía el de Jorge Fernández Granados, el de Marco Antonio Campos, donde recuerda la figura de los padres, o el de Antonio Deltoro, donde reflexiona sobre cómo el lugar más interesante de una casa no es el más visible, sino el lugar más recóndito, como los desvanes, los clósets, los secretos no sólo de la casa, sino los de uno mismo.”

Se trata de diferentes maneras de aproximarse al concepto de la casa, pero que parte de la idea de que es el punto de partida para los viajes que se asoman a través de la literatura, como lo decía Xavier Villaurrutia: “’Vámonos inmóviles de viaje’, pues el lugar privilegiado de ese movimiento de irse inmóvil de viaje es la casa”.

“Se da de muy diversas maneras. Está el maravilloso poema de Machado, ‘Esta luz de Sevilla… es el palacio donde nací…’, el poema comienza hablando del padre en su despacho; por el otro lado está el poema de Apollinaire, ‘La casa de los muertos’, que es el cementerio, donde habla de cómo los muertos un día se levantan de sus lechos, de su casa y salen a caminar, y ven a la gente, la gente los ve, y se restablece una relación directa entre los que se fueron y los que están.”

Presentado la noche del martes, 54 poemas sobre la casa se está distribuyendo a través del Fovissste, pero la intención es que también forme parte de la Biblioteca ISSSTE, pues es fundamental propiciar el acercamiento a la lectura a través de la obra de autores clásicos de la literatura universal, con lo que además se complemente la vocación de servicio cultural que tiene la institución, “esta aventura tiene que ver con la idea de poner acento en la importancia de la lectura”.

“Las ediciones no están dirigidas sólo al público lector constante, sino también a un público lector ocasional, y como tienen todas estas actividades, a donde va mucha gente de diversos lugares y posiciones de la sociedad mexicana, los libros llegan a un público que no es especializado, lo que me parece muy importante, porque es poner el acento de la lectura: lo que va a cambiar al país es la educación, lo que necesita es recuperar la educación.”

Desde la perspectiva de Víctor Manuel Mendiola, en los esfuerzos de la institución está muy clara la necesidad de apostar en algo que el país necesita: todos sepamos escribir y leer bien, y con ello que todos sepamos contar bien. 

“Todos estos esfuerzos de lectura contribuyen a un proceso donde todos los mexicanos podamos leer y escribir fluidamente, para poder hacer mejor nuestra vida.”
54 poemas sobre la casa ofrece una mirada diversa sobre la idea del hogar y lo mismo es un palacio, un edificio, un apartamento, que escaleras, lámparas, sillones… los espacios donde la idea de la casa se concreta.