• Regístrate
Estás leyendo: ¿2015 es lo Post-Conceptual?
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 00:00 Hoy

¿2015 es lo Post-Conceptual?

Archivo hache.

Publicidad
Publicidad

Heriberto Yépez

Un libro clave del 2015–Nafta es Notes on Post–Conceptual Poetry (Insert Blanc Press, Los Angeles) de Felix Bernstein (¡1992!)

Felix Bernstein es hijo de Charles Bernstein, uno de los líderes del experimentalismo poético norteamericano. Lo menciono porque Felix mismo lo subraya.

Su libro es una respuesta a Notes on Conceptualisms (2009) de Vanessa Place y Robert Fitterman; un manifiesto acerca de qué autor@s, formas, figuras y obras representan la poesía hoy.

La obra autopromueve su ascenso al trono experimental después de su padre y otros Language Poets, Kenneth Goldsmith y Vanessa Place.

Se trata de una defensa de lo Queer–Normativo, el retorno del yo y la “expresión” (rechazada por la Muerte del Autor post–moderna). El post–conceptualismo es un regreso al yo lírico en la época de Facebook.

Por su hegemonía, los conceptualistas literarios norteamericanos instituyeron una tendencia internacional, disimulando que se trató de un movimiento retro–conceptualista. El post–conceptualismo, en realidad, es un post–retro–conceptualismo.

Por eso mucho de lo que Bernstein dice sabe a retro.

Leyendo a Felix Bernstein queda claro que a principios del 2015, el experimentalismo norteamericano sufría una especie de (h)emofilia, y su libro registra esos afectos (efectos secundarios de los mecanismos de herencia y la acumulación de capital cultural).

Ahí se define al experimentalismo como una “familia” y una “realeza”. Desde el prefacio, Trisha Low establece a Felix Bernstein como un “príncipe” de la nueva vanguardia.

El post–conceptualismo incrementa lo afectivo (reprimido por el conceptualismo), procura la estética de la confesión (lo que en español llamamos “autoficción”) y políticamente ablanda al experimentalismo al promover un conformismo con modas, instituciones y tendencias pop.

El libro de Felix Bernstein nació anacrónico. Son textos escritos antes de la caída del conceptualismo (por los performances racistas de Goldsmith y Place) y ya como libro, algunas partes se leen detrás de los tiempos. Notes on Post–Conceptual Poetry es pre–2015.

Esto mismo ocurrió con Theory de Goldsmith. El 2015 ha sido brutal con lo conceptual.

Su posición es una aceptación del orden institucional contemporáneo; sabe que hay un canon y quiere ser parte de él. No quiere quedar “fuera”.

Después de la crisis de la poesía norteamericana en 2015, sin embargo, el libro pudiera quedar como registro de los semi–fallidos anhelos de sucesión real de quien hubiera sido (antes del 2015) un “natural” heredero del experimentalismo blanco.

O más macabremente: un documento muy certero de que, una vez apagado el descontento por Ferguson y el anti–mexicanismo de Trump, en la poesía experimental seguirá reinando el poder blanco que, según Felix Bernstein, recaerá en los sectores blanco–queer.

Felix Bernstein es un joven escritor; su escritura es realmente notoria. Será uno de los nuevos protagonistas de la poética en Norteamérica.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.