• Regístrate
Estás leyendo: 1967: discos para sacudir el cerebro
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 12:20 Hoy

1967: discos para sacudir el cerebro

Además del "Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band", hace 50 años se editaron muchos otros álbumes que contribuyeron a despertar los vientos de cambio.

Publicidad
Publicidad

Xavier Quirarte

Bendita estación radiofónica Rock 101: impulsaba locuras que a nadie se le ocurrían. Por ejemplo, transmitir todo el día “Stairway to Heaven”, elegida por los escuchas como la mejor canción de la historia del rock.

Una serie sobre el Verano del Amor de 1967 llamó mucho la atención al programar, completos, muchos de los discos editados ese año, los cuales abrieron senderos para la música de esos años. Uno de ellos fue Winds of Change, de Eric Burdon and the Animals, que en su nombre llevaba la propuesta: vientos de cambio. Hubo muchos otros discos importantes, además del tan celebrado Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de los Beatles (ese mismo año editaron también Magical Mystery Tour).

Si echamos un vistazo a los grupos que surgieron hace medio siglo, según datos recabados por la revista Best Classic Bands, entendemos su peso histórico.

“En 1967 todos querían estar en una banda”, advierten los redactores de la revista, para luego nombrar a Blood, Sweat & Tears, Blue Öyster Cult, Chicago, Creedence Clearwater Revival, The Electric Flag, Fairport Convention, Fleetwood Mac, Genesis, The Hour Glass (con Duane y Gregg Allman), The J. Geils Band, Jethro Tull, Nazz (con Todd Rundgren), The Nice (con Keith Emerson), NRBQ, Procol Harum, REO Speedwagon, Santana, Sly and the Family Stone, Spirit, Status Quo, The Stooges (con Iggy Pop), T. Rex, Three Dog Night y Traffic.

Dave Swanson escribe en la revista Ultimate Classic Rock que “es una experiencia que te sacude bastante el cerebro cuando consideras todos los discos que se editaron en 1967. Desde grandes declaraciones de artistas establecidos a recién llegados atrevidos, listos para hacerse cargo del mundo, fue una de las grandes eras de la historia del rock and roll (...) La experimentación y la exploración eran la típica orden del día, mientras los artistas se arriesgaban a cada momento”.

Las listas son arbitrarias, pero revisar un año fundamental en la historia del rock nos lleva a recordar algunos de estos álbumes.

El año empezó con The Doors, disco debut del grupo que, sin Jim Morrison, se derrumbaría y que contiene joyas que todavía se escuchan, como “Light my Fire” y “The End”. Ese mismo año sacarían Strange Days, una alucinante secuela. Los Rolling Stones ofrendaron Between the Buttons, que incluye una de sus canciones inmarchitables, “Ruby Tuesday”, para luego seguir con Their Satanic Majesties Request.

Folk, rock y psicodelia vibraron en Younger Than Yesterday de los Byrds y su “So You Want to Be a Rock ‘n’ Roll Star”, en la que advierte de peligro de vender el alma al diablo, mientras Jefferson Airplane volaba alto en Surrealistic Pillow y su “White Rabbit”, una intoxicante oda a experimentar la apertura de conciencia.

Con Mellow Yellow, Donovan se desmarcó de la etiqueta del Dylan británico que le querían endilgar y se alejó del folk para abrazar la psicodelia. Bob Dylan siguió siendo Dylan y de nueva cuenta cambió su estilo, ahora al country y el folk en John Wesley Harding. The Grateful Dead fue el arrollador debut de una banda que, con su coctel de rock, blues y country, en vivo se convertiría en una de las experiencias más alucinógenas de la época.

La guitarra se reinventó con Jimi Hendrix. Primero con su debut, Are You Experienced?, que echaba fuego en piezas como “Purple Haze” y “Fire” y , el mismo año, se refrendó con Axis: Bold As Love. Cream lanzó su segundo álbum, Disraeli Gears, que llevaba el ahora himno “Sunshine of Your Love” y Frank Zappa se declaró totalmente desatado en Absolutely Free, su segundo disco.

Pink Floyd se inventó discográficamente con The Piper at the Gates of Dawn, la etapa más experimental del grupo con un hiperlúcido —o descarriado— Syd Barrett , mientras la unión de The Velvet Underground & Nico probó ser una fórmula afortunada de Andy Warhol. The Who acomete con The Who Sell Out, un desquiciante álbum conceptual, en tanto que en Days of Future Pased, The Moody Blues incursiona en el rock sinfónico.

Otros discos

The Monkees, Headquarters

Moby Grape, Moby Grape

Tim Buckley, Goodbye and Hello

Vanilla Fudge, Vanilla Fudge

The Blues Project, Live at Town Hall

Al Green, Back Up Train

Richie Havens, Mixed Bag

Janis Ian, Janis Ian

John Mayall, The Blues Alone

The Nice, The Thoughts of Emerlist Davjack

Paul Revere and the Raiders, Revolution!

Strawberry Alarm Clock, Incense and Peppermints

The Ventures, Super Psychedelics

Procol Harum, Procol Harum

Van Morrison, Blowin’ Your Mind

Big Brother and The Holding Company (con Janis Joplin), Big Brother and The Holding Company

Traffic, Mr. Fantasy

Tom Jones, Green Green Grass Of Home

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.