Sin leerla, una directora retiró '13 Reasons Why' por peligrosa

Una funcionaria escolar de Colorado retiró de las bibliotecas de su condado la novela de Jay Asher, un acto que algunos consideraron censura.
Portada de una de las ediciones recientes de la novela de Jay Asher
Portada de una de las ediciones recientes de la novela de Jay Asher (Foto: www.penguinteen.com)

Colorado

Leigh Grasso, una funcionaria escolar de Colorado, Estados Unidos, ordenó a los bibliotecarios detener temporalmente la circulación del libro 13 Reasons Why, en el que se basa la serie de Netflix, que según algunos críticos idealiza el suicidio. La orden irritó a algunos bibliotecarios, que la calificaron de censura. 

El último capítulo de la primera temporada cuenta el suicidio de Hannah. Esa escena gráfica ha llevado a escuelas en todo el país a enviar cartas a padres y tutores con información y consejos para la prevención del suicidio.

TE RECOMENDAMOS: '13 Reasons Why', no apta para niños en Nueva Zelanda

Desde el norte de Nueva York hasta el centro de la nación y California, administradores escolares han alertado que la serie hace sensacionalismo del suicidio y no proporciona una buena guía para quienes lidian con trastornos mentales.

"A veces el mundo es un lugar peligroso, pero leer al respecto no lo es”

Recientemente, siete estudiantes en ese condado se suicidaron. No obstante, nada indica que alguno de ellos lo haya hecho inspirado en el libro o en la serie.

Grasso —directora del plan de estudios para el Distrito Escolar del Valle del Condado de Mesa— no ha leído el libro ni ha visto la serie, pero se obstinó en retirar el libro de las bibliotecas de su condado. Otro distrito escolar en Minnesota sacó temporalmente el libro de sus bibliotecas luego que un padre se quejara por sus referencias al sexo.

Grasso le dio permiso a los estudiantes de acceder de nuevo al libro después de que los bibliotecarios y los consejeros escolares determinaron que no incluye escenas tan gráficas como las que se representan en la serie (no les han dicho que eso básicamente depende del lector).

TE RECOMENDAMOS: La caja idiota se volvió inteligente

“Creo que simplemente estamos siendo cautelosos hasta tener la oportunidad de revisar el libro y ver qué tan cercano es a la película”, dijo Grasso (tampoco le han dicho que es una serie, no una película).

James LaRue, director de la oficina para libertad intelectual de la Asociación de Bibliotecas Estadounidenses, dijo que comprende por qué Grasso quería revisar el libro, pero “en vez de sólo reaccionar a un momento, uno convoca a la gente para tomar una decisión inteligente”.

"A veces el mundo es un lugar peligroso, pero leer al respecto no lo es”, concluyó.


*Con información de AP

ASS