• Regístrate
Estás leyendo: Suaqui, “Corazón de Pitaya”
Comparte esta noticia

Suaqui, “Corazón de Pitaya”

Se trata de un destilado elaborado con pitaya silvestre que se cosecha en el desierto de Sonora.
Publicidad
Publicidad

Casa Matiella, destiladora regional de Sonora, llevó a cabo la degustación de la bebida Suaqui, elaborada con pitaya silvestre cosechada en el desierto de Sonora, la cual busca posicionar como la bebida representativa de la región. 

“Es una bebida que se elabora 100 por ciento con las frutas que producen ciertas cactáceas columnares del desierto de sonora, entre ellas principalmente el pitayo dulce, también existen otras como la Sina Barbona, el Saguaro, el Cardón, sin embargo, nosotros nos abastecemos principalmente del pitayo dulce”, comentó Cristóbal Matiella, Maestro Destilador de Suaqui. 

Para su elaboración, se utilizan las frutas cosechadas durante el mes de junio, y para producir el destilado debe despulpar la pitaya y eliminar todas las semillas, para posteriormente realizar una doble destilación en alambiques de cobre. 

Suaqui significa “corazón de pitaya” en lengua Pima, hablada en los estados de Sonora, Chihuahua, y algunas partes de Arizona, y su proceso de cosecha es una tradición de se comparte de generación en generación, ya que las cactáceas donde crecen pueden tener más de 150 años. 

Cristóbal Matiella comenta que “la recolección de este fruto es algo muy complicado y las personas que la llevan a cabo son personas que tienen un conocimiento agudo del monte, y de la orientación que se requiere para no perderse en una zona tan monótona como es el desierto de Sonora”. 

Ya que el fruto crece en la punta de unas plantas con una altura aproximada de 15 metros, los cosechadores deben usar chaparreras para protegerse de mordeduras de víboras de cascabel, ya que estos animales suelen estar cerca de estas cactáceas por la humedad que generan, y más aún en verano cuando la temperatura supera los 40 grados centígrados. 

Las pitayas cosechadas durante el verano de este año, son las que conforman esta producción premium de 350 botellas que Casa Matiella pretende seguir aumentando año con año. Suaqui es una bebida con personalidad fuerte, con aromas cercanos a la menta, manzanilla, pera, eucalipto, entre otros. A la cata fueron invitados sommeliers como Marco Miranda, Raúl Vega, Pablo Mata, Claudia Ibarra, Jorge Mesa, Pilar Mere, Alberto Navarro, Edgardo Schiller, así como, coleccionistas de vino y destilados como, Nata Rosen y María Forcada.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.