• Regístrate
Estás leyendo: El pan: Alimento ancestral dentro de una dieta correcta
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 21:00 Hoy

El pan: Alimento ancestral dentro de una dieta correcta

Arraigado en la historia y parte de la cultura mundial, el pan es tradición y un producto esencial en nuestra dieta diaria.
Publicidad
Publicidad

Alimento básico de la humanidad, el pan ha trascendido los siglos y ha llegado a nuestros días constituyéndose como “un producto básico en la dieta tradicional, prácticamente de todo el mundo, asegura Ana Mari González, nutrióloga Calificada. 

Las grandes civilizaciones florecieron gracias a los granos, una excelente fuente de carbohidratos complejos y, por tanto, de energía”, además de utilizarse como un símbolo en diferentes rituales religiosos y formar parte de tradiciones populares.

Alimento con historia 

“La palabra pan proviene del latín panis que significa alimento de masa horneada y su historia se remonta a más de 30 mil años, según hallazgos arqueológicos de harinas encontrados en Europa”, comparte Ana Mari González. 

"Estas harinas, por otra parte, se cree eran preparadas para producir un pan sin levadura y por ello se considera el alimento procesado más ancestral”, añade. 

Fueron los egipcios quienes, por casualidad, añadieron levadura a la mezcla de granos de trigo y agua que, al cocerla, notaron se inflaba y tomaba un sabor agradable. Más tarde los romanos instalaron los primeros hornos públicos y, el pan con levadura, se volvió un alimento popular. 

Un símbolo poderoso 

El pan es un elemento que se encuentra presente en muchos ritos paganos y de algunas religiones, utilizado como símbolo. Los griegos incluían espigas de trigo en las ofrendas a la diosa de la agricultura Deméter. Durante la fiesta Pesaj (Pascua en el catolicismo) los judíos comen el matzá, un pan plano elaborado sin levadura. El uso de la ostia, -trozo de pan ácimo o sin levadura- es usado en el sacramento de la consagración y eucaristía de la iglesia católica. Algunas iglesias protestantes y ortodoxas usan un pan con levadura o leudar, previamente cortado en trozos. 

Cabe destacar que muchas culturas se distinguen por tener algún pan típico, como la baguette francesa, la hogaza de España, el pan pita árabe, el naan en la India o el baozi de China y en México el bolillo. Así también, desde mediados del siglo pasado, en muchos países alrededor del mundo, se consume pan de caja. 



Mestizaje y variedad 

En México, “la historia del pan está ligada a la conquista. Los españoles trajeron el trigo y el proceso para transformarlo en pan. Las manos de los artesanos, asegura Ana Mari, lo convirtieron en parte importante de nuestra dieta”. 

El proceso artesanal del pan traído de Europa se fusionó con los rituales y ceremonias de las culturas originarias de México. A la rosca de reyes hispana se unió el pan de muerto. Al correr de los años, definitivamente el pan se integró a la gastronomía nacional y creándose diversas variedades que hasta hoy en día disfrutamos. 

Históricamente el pan ha demostrado ser un alimento esencial para desarrollo de la humanidad. Un elemento de culto y tradición. Su trascendencia a través de los siglos, así como su contenido de carbohidratos complejos, vitaminas, minerales, fibra, entre otros valores nutrimentales, lo convierten en un producto esencial y un buen complemento dentro de una dieta correcta.


REPL





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.