• Regístrate
Estás leyendo: Joyas con espiritualidad
Comparte esta noticia
Miércoles , 15.08.2018 / 10:33 Hoy

Joyas con espiritualidad

Destino, universo, karma y constelaciones son algunos de los nombres que llevan las colecciones de Thalatha, joyas que materializan la espiritualidad y toman su energía del universo.
Publicidad
Publicidad

Thalatha es el número tres árabe, signo de la expresión artística, de la felicidad y del disfrute de la vida. Y es el nombre que las sinaloenses Natalia Dávila de la Hoz y Anne Lelevier dieron a su empresa de diseño y confección de joyas.

Diseños creados por el talento de estas jóvenes emprendedoras que remiten a la naturaleza y a lugares fascinantes. Que materializan lo espiritual y representan la paz, el amor, la felicidad y la esperanza. Son piezas en latón y plata con baño de oro, elaboradas por artesanos mexicanos, para mujeres modernas, que aman la libertad y la aventura.

Enamorada de los viajes, el arte y la gastronomía, Natalia comparte su historia marcada por la búsqueda de lo novedoso e inesperado. Ella estudió algunos semestres de la carrera de Administración de Instituciones, en la Ibero. Sin embargo, se dio cuenta que no era lo que realmente buscaba. Dejó la carrera y partió a Nueva York, en donde estudió un diplomado en Diseño Floral. Luego estudió otro de Cordon Blue. En 2010 cursó, en la CdMx, un diplomado en joyería. Fue por esos días que conoció a Anne Lelevier, quien ya tenía un negocio de joyería. Pero decidieron emprender un nuevo negocio, con una orientación diferente.

TE RECOMENDAMOS: Kueski, transformando el sector financiero

Así, en 2014 Natalia y Anne crearon Thalatha. Tardaron un año en consolidar el proyecto, antes de salir a la venta. Actualmente, asegura Natalia, la marca tiene una buena aceptación y se vende en diversos puntos de la Ciudad de México como Cañamiel, Boutique Bloom Antara, Tuukul Concept, entre otros, así como en las ciudades de Saltillo, Querétaro y Chihuahua. Sus números han ido en aumento y ha alcanzado los objetivos planteados desde el inicio.

Esta inquieta emprendedora considera que el sector de la moda en México “es joven, muy competido y un tanto cerrado y eso exige trabajo, constancia y paciencia”. Por ahora el reto inmediato para Thalatha es la venta en línea, “lograr que sea una de las marcas más buscadas”.

Para Natalia, quien ha recorrido muchos caminos en busca de la energía para mover sus ideas, emprender es no tener miedo de perseguir y alcanzar lo que realmente quieres y luchar por ello.

REPL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.