• Regístrate
Estás leyendo: Tu cocina y tu celular están infestados de bacterias
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 01:11 Hoy

Tu cocina y tu celular están infestados de bacterias

Si creías que no había nada que superara al baño como fuente rica de bacterias lamentamos decirte que estás equivocado, la cocina y tu celular le ganan y por mucho.
Publicidad
Publicidad

Todos creemos que los baños son un paraíso para las bacterias, debido a que es ahí a donde van nuestros desechos orgánicos, dichos organismos tienen todas las facilidades para alojarse, crecer y reproducirse.

Sin embargo, comenta Federico en Vix.com, si se toman las medidas adecuadas de higiene ese lugar podría resultar uno de los más limpios, cosa que no pasa con la cocina, el celular, los teclados o la cartera de los hombres.

Cocina

Este sitio podría ser peor que un basurero si no se toman las precauciones de limpieza debidas. Por eso, la mesa, el piso, el refrigerador, los muebles y los electrodomésticos deben ser cuidadosamente aseados cada que sean utilizados, y evitar dejar comida acumulada en el fregadero.

Computadora

La Universidad de Arizona estudió la realidad de los equipos de oficina y concluyó que pueden llegar a albergar 400 veces más microbios que los artículos de baño tomados en conjunto.

Lava con regularidad tu teclado con alcohol o con toallitas húmedas con cloro para no correr el riesgo de contagio de enfermedades como la gripe o la gastroenterocolitis. Y evita en lo posible ir a cybercafés.

Billetera de hombre

Puede ser un lugar muy fértil para el crecimiento de bacterias al estar todo el día en contacto con ella; además siempre está cerca del cuerpo, un lugar caliente y resguardado para la proliferación de esos organismos.

Escritorio de la mujer

La Universidad de Arizona ha demostrado que, al igual que el teclado, puede ser 400 veces más sucio que los artículos del baño.


JCH


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.