• Regístrate
Estás leyendo: Tabacalera trabaja por un futuro sin humo
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 19:11 Hoy

Tabacalera trabaja por un futuro sin humo

La multinacional avanza en la creación de productos a base de vapor, aparentemente menos nocivos, además de otros electrónicos, que tienen nicotina, pero no tabaco.

Publicidad
Publicidad

Con el objetivo de lograr “un futuro sin humo”, la industria tabacalera promueve la investigación tecnológica y científica para desarrollar productos de riesgo reducido para fumadores y que al mismo tiempo eviten la contaminación del medio ambiente.

Durante un recorrido por las instalaciones del centro científico de Philip Morris denominando El Cubo, en Neuchatel, Suiza, el director de investigación y desarrollo de esta compañía, Ignacio González Suárez, presentó cuatro tipos de productos sin humo, dos que calientan el tabaco y dos electrónicos de vapor que no contienen tabaco, pero sí nicotina: Iqos, Teeps, Steem y cigarros electrónicos.

Afirmó que en el laboratorio de calidad del aire de esta planta de investigación han demostrado que el aerosol o vapor con nicotina contiene niveles de sustancias tóxicas nocivas significativamente menos resistentes en comparación con el humo del cigarro, además puntualizó que no afecta la calidad del aire interior y no son una fuente de tabaquismo pasivo.

Sin embargo, precisó que no significa que busquen eliminar la restricción de fumar cigarros en espacios cerrados u otras normas, por ello propuso que estos productos sean regulados a través de la ciencia y el debate que incluya diferentes puntos de vista, como organizaciones civiles y expertos, entre otros.

Destacó que de los cuatro productos que han sometido a pruebas el Iqos —dispositivo electrónico que calienta el tabaco— es el que se encuentran más avanzado, puesto que estudios clínicos de tres meses arrojaron que reduce la exposición a 15 sustancias tóxicas encontradas en el humo del cigarro; ya se comercializa en 38 países (Japón, Italia, Alemania, Suiza, España, Portugal, Israel, Australia, Canadá y Colombia, entre otros).

Apuntó que a finales de 2017 produjeron 800 billones de cigarros convencionales y esperan que para 2025 la cifra sea de aproximadamente 550 billones, lo anterior porque se calcula que por día 10 mil personas fumadoras decidan utilizar Iqos.

Afirmó que actualmente en el mundo hay 5 millones de personas que han elegido estos dispositivos sin humo, por lo que producen 30 billones de heets (unidades consumibles de tabaco de Iqos) y para 2025 prevén 250 billones.

Recordó que los productos de riesgo reducido son aquellos que eliminan la combustión y con ello ayudan a mitigar los daños que causa el consumo de tabaco a la salud de los fumadores.

Manifestó que estos productos están dirigidos a personas que han decidido continuar fumando, ya que es cierto que esta sustancia es adictiva, no obstante, de acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU (FDA, por su sigla en inglés), la principal causa del daño provocado por fumar son los componentes químicos y tóxicos asociados a la combustión del tabaco.

“Nuestro objetivo es que todos los fumadores pasen a consumir productos sin combustión tan pronto como sea posible. Los artefactos sin humo están diseñados para eliminar o reducir considerablemente la formación de componentes químicos, y al mismo tiempo preservar la experiencia y las características de los cigarros convencionales”, destacó.

Apuntó que de 2008 a la fecha se han invertido poco más de 4.5 mil millones de dólares en el desarrollo de los mismos y han participado más de 430 científicos expertos en el tema.

Otras opciones

Los productos sin humo que se presentaron y que ya se comercializan en algunos países, han sido evaluados en diferentes materias (toxicología estándar y de sistemas, así como estudios clínicos) y los resultados han arrojado que reducen la exposición del consumidor entre 90 y 95 por ciento a las partículas potencialmente dañinas.

González Suárez mencionó que Teeps es un producto de imagen similar al cigarro convencional y que emplea una fuente de carbono prensado que una vez encendido, calienta el tabaco sin quemarlo. Detalló que, actualmente y desde diciembre de 2017 hay una prueba piloto de éste en República Dominicana.

También existe el Steem, producto que no contiene tabaco y utiliza un proceso químico para crear un vapor que contiene nicotina.

Declaró que para este se encuentran estudiando dos opciones, una electrónica y otra no electrónica, además de que se planea realizar un test para el consumidor este año.

Philip Morris es propietaria de las marcas Marlboro y Delicados, además de que comercializa más de 28 por ciento de tabaco del mundo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.