• Regístrate
Estás leyendo: Stevia: el endulzante que no es tan natural como creías
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 07:57 Hoy

Stevia: el endulzante que no es tan natural como creías

Una investigación sobre este popular edulcorante artificial reveló que detrás de la denominación 'natural' existe una gran cantidad de mentiras mercadotécnicas.
Publicidad
Publicidad

Entre la variedad de endulzantes artificiales que existen en el mercado, en años recientes han cobrado notoriedad aquellos derivados de la stevia, los cuales además de endulzar sin calorías a menudo se anuncian y perciben como 'de origen natural'.

Sin embargo, una investigación realizada por el diario español El Mundo arroja una verdad no tan agradable para los adeptos de este edulcorante: muchos productos anunciados como derivados de la stevia en realidad no son tan naturales como se cree.


Beatriz Robles, consultora en alimentos y divulgadora científica, explicó al rotativo que la Stevia rebaudiana es una planta cultivada de modo tradicional en Paraguay, de la cual se obtiene un compuesto con alto poder edulcorante que se emplea como sustituto del azúcar. "Pero el edulcorante que hay en el supermercado no es la planta", aclara la experta en el mencionado artículo.

La especialista afirma que la denominación 'stevia' que podemos encontrar en bebidas, pasteles, chocolates, mermeladas y jarabes o polvos edulcorantes, se refiere a los glucósidos de esteviol, unos compuestos que se extraen de la planta mediante procesos químicos. Robles indica que aunque estos productos se anuncian como un producto 'natural', en realidad funcionan como cualquier otro edulcorante artificial

La stevia, continúa la experta, proporciona un sabor dulce a los productos sin aportar calorías ni afectar a los niveles de glucosa en sangre, como otras alternativas al azúcar. "Pero asociarla a la palabra natural es un intento de darle un valor añadido, aunque en realidad ese adjetivo no signifique legalmente nada", añadió Robles.


Miguel Ángel Lurueña, otro especialista en alimentos, apoya esta idea: "Está  de moda promocionar alimentos bajo el término 'natural', pero eso no tiene sentido;  las propiedades de un compuesto no dependen de su origen, sino de su composición y estructura química. El veneno de serpiente, a pesar de ser muy natural, puede acabar con nuestra vida, mientras que sustancias como el cloro con el que potabilizamos el agua protegen nuestra salud, a pesar de su origen sintético", ejemplifica.

El de la stevia es un claro caso de 'quimiofobia', señalan ambos especialistas, y afirman también que gran parte de los productos que presumen de estar elaborados con stevia contienen en realidad una mezcla de aditivos y edulcorantes en los que los glucósidos de esteviol —con un sabor que puede ser amargo— figuran en clara minoría.

Otro de los problemas que ha acarreado la asociación de la stevia con lo natural es que promueve la idea de que la planta ayuda a combatir la obesidad o la diabetes, y esto no es así. 

"No hay ningún problema con la stevia que podemos encontrar en el supermercado. Es segura y puede consumirse, pero no es natural ni es más saludable que otros edulcorantes. Y mucho menos puede combatir enfermedades", concluye Robles.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.