• Regístrate
Estás leyendo: Ssa impulsa estrategia para proteger salud de alfareros
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 22:47 Hoy

Ssa impulsa estrategia para proteger salud de alfareros

Altos niveles de plomo causan cáncer y otros padecimientos.
Publicidad
Publicidad

La Secretaría de Salud (Ssa) puso en marcha la estrategia nacional para el Manejo Integral de Óxido de Plomo en la alfarería ante la evidencia de que las familias que elaboran la tradicional loza vidriada presentan daños neurológicos, cerebrales y renales, falta de audición, problemas en el sistema óseo y hasta cáncer, debido a la exposición prolongada a dicha sustancia.

En Puebla, el secretario de Salud, José Narro Robles, se reunió con alfareros de Zautla en un esfuerzo por que migren a otro tipo de materiales libres de tóxicos de plomo o instrumenten la Norma Oficial Mexicana NOM 231-SSA1-2016 para reducir su uso.

La autoridad sanitaria recordó a más de 5 mil miembros de la industria restaurantera en esta región los severos daños que causa el metal utilizado en la loza.

Se remitió a un estudio de más de 20 años, en el que investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública reportaron que el plomo almacenado en la sangre durante la elaboración de esos recipientes provoca abortos espontáneos o impactan negativa mente en el desarrollo del recién nacido, propiciándole bajo peso, hipertensión y daño renal.

En mujeres embarazadas, el tóxico traspasa la placenta y llega al bebé afectando, principalmente, el sistema nervioso central y periférico.

Las altas concentraciones de plomo también se asocian con bajo desempeño escolar, discapacidades a nivel intelectual, distracción, hiperactividad y desorganización; además, causa anemia, baja talla, crisis convulsivas (encefalopatía), deficiencia de calcio, hierro y zinc e incrementa la absorción, retención y toxicidad del plomo en huesos.

Julio Sánchez y Tépoz, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), dijo que México concentra 80 por ciento de la comercialización de productos derivados de la alfarería.

Por ello, abundó, se dará seguimiento puntual a la instrumentación de la NOM 231-SSA1-2016, para supervisar que se cumpla los límites máximos permisibles de uso de plomo y cadmio solubles en este tipo de loza.

La estrategia nacional promueve el cuidado de la salud entre comunidades alfareras y los usuarios de productos de barro. “Desde 2016 a la fecha se han realizado 300 talleres en los que han participado 2 mil alfareros”, concluyó.

El vicepresidente de delegaciones de la Comisión Ejecutiva de la Industria Restaurantera, Román Hilario Márquez Rocha, se comprometió a participar incluyendo la compra de productos de barro libres de plomo.

Los altos niveles de este elemento químico se detectaron también en la población que acostumbra preparar, almacenar e ingerir alimentos en este material, y es que la típica loza de barro vidriada, suele usarse tanto en casa como en restaurantes.

La propia Organización Mundial de la Salud reportó que este tóxico es el responsable de 600 mil nuevos casos de discapacidad intelectual en el planeta aun cuando se trata de una exposición que se puede prevenir.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.