• Regístrate
Estás leyendo: Ya se realizan estudios en los predios de Akra
Comparte esta noticia

Ya se realizan estudios en los predios de Akra

Los museos estarían ubicados originalmente en la colonia Fuentes del Valle.
Publicidad
Publicidad

Aunque la construcción de dos museos en los antiguos terrenos de Akra, en la colonia La Leona, aún no ha sido aprobada por el Cabildo de San Pedro Garza García, en la zona ya hay maquinaria para realizar estudios de mecánica de suelo y apurar los trabajos.

En un recorrido de MILENIO Monterrey al predio ubicado entre la avenida Gustavo Díaz Ordaz esquina con María Cantú Treviño, se observó a los equipos de perforación tomando muestras de la tierra.

Además, continúan ingresando a la zona camiones para descargar concreto y tierra en el terreno, presuntamente para utilizarlo como relleno, según las versiones de trabajadores del lugar.

Cabe destacar que la construcción de ambos edificios, el Museo de Arte Popular y el del Cretácico de Vallecillo en los terrenos que antes pertenecían a la empresa Akra, fue acordado mediante una carta que firmaron el presidente municipal de San Pedro, Mauricio Fernández, y el alcalde electo, Miguel Treviño de Hoyos, el 17 de julio.

Esta decisión no ha sido ratificada por el Cabildo, aunque por declaraciones de Mauricio Fernández se sabe que la intención es someter a votación este tema en la sesión de Cabildo de hoy.

Originalmente estos museos se levantarían en la colonia Fuentes del Valle, pero había inconformidad por parte de los vecinos del sector que argumentaban una supuesta invasión a las áreas verdes y al uso de suelo residencial de la zona.

Miguel Treviño de Hoyos se comprometió a buscar la reubicación de estos museos y el alcalde Mauricio Fernández dio su visto bueno al considerar que en el predio de la colonia La Leona, los recintos serían más accesibles tanto para construir, como para llegar.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.