• Regístrate
Estás leyendo: Violencia no se resuelve con cárcel
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 10:07 Hoy

Violencia no se resuelve con cárcel

El activista y sacerdote colombiano Leonel Narváezexplica que el camino del perdón y la reconciliación podría ser una vía para resolver el clima de delincuencia en México.
Publicidad
Publicidad

Responder a la violencia con más violencia y venganza es una opción que Leonel Narváez, activista colombiano y fundador de la Escuela de Perdón y Reconciliación (Espere), no recomienda al gobierno mexicano para llegar a la paz.

Con experiencia participando por tres años en el Comité Técnico de negociaciones de Paz en Colombia, el también sacerdote explica que el camino del perdón y la reconciliación podría ser un camino para resolver el clima de violencia en México.

De visita en la Universidad de Monterrey (UDEM), donde dictó la conferencia "Perdón o Justicia", Narváez se refirió al proceso de pacificación que pretende implementar el próximo gobierno federal en México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

En entrevista para MILENIO Monterrey, el activista opinó que los foros por la Paz que organizó el gobierno entrante tuvieron episodios de rechazo porque se presentó el perdón como impunidad, algo que en su visita a México tuvo la oportunidad de platicar con Alfonso Durazo, próximo secretario de seguridad.

"Me encontré con el doctor Alfonso Durazo, entre otras cosas yo tuve la posibilidad de decirle a él que muchos de los rechazos que han tenido en estos foros de la Paz, es porque han presentado el perdón como impunidad, el perdón no es olvidar, el perdón no es abrazarse con el ofensor, no es negar la justicia. El perdón es una sanación, una higiene que me hago a mí, entender mal el perdón es lo que provoca el rechazo", explicó.

Por otra parte, Narváez explicó que el proceso de negociación en Colombia fue difícil, pues era un conflicto entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que ya tenía 52 años y que había cobrado ya más de 300 mil víctimas, algo que hacía polémico para la sociedad el simple hecho de considerar acuerdos.

Recordó que Juan Manuel Santos, ex presidente colombiano y ganador del Nobel de la Paz, convocó a un plebiscito para tratar de legitimar su decisión de realizar estos diálogos de paz, pero se llevó una sorpresa.

“Los colombianos querían que la justicia fuera aplicada con todo su rigor y toda su fuerza y que si era pena de muerte, bien, entonces el plebiscito nos dejó con la sorpresa de que el 51 por ciento no quería esa paz", explicó.

Narváez explica que el proceso de paz en Colombia fue polémico y que no se trató en ningún momento de amnistías e indultos, pero los ex combatientes y guerrilleros sí se pueden someter a un proceso de paz en el que las penas van de entre 5 y 8 años, si colaboran con el gobierno.

El activista explicó que recientemente el Congreso Colombiano fue un poco más allá y aprobó una Ley de Sometimiento para Narcotraficantes, a la que ya han aplicado mil 800 personas, y aseguró que este tipo de acciones son las que pueden llevar a la paz a una sociedad, y no más violencia.

"Estos narcos que se entreguen, que se sometan, van a tener el 50 por ciento de reducción de pena, segundo, van a tener el 50 por ciento de la propiedad mal habida, entre otras cosas

"La violencia no se resuelve con los fusiles y las cárceles, tal vez a futuro la violencia se resuelva con la negociación", dijo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.