• Regístrate
Estás leyendo: Urgencias psicológicas, al alza en NL: especialista
Comparte esta noticia

Urgencias psicológicas, al alza en NL: especialista

Estas intervenciones se dan como respuesta a un evento traumático, porque el paciente es llevado por alguien más que detecta alguna situación, o por agresión directa, refieren.
Publicidad
Publicidad

En cinco años, las urgencias psicológicas aumentaron en un 500 por ciento en la Unidad de Servicios Psicológicos (USP) de la Facultad de Psicología (FaPsi) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Derivado de ello, reciben al mes, en promedio este año, a 280 pacientes, siendo, al menos, 8 urgencias de alto riesgo en las que intervienen por día, la mayoría de ellas por el tema de suicidio.

El concepto de urgencias psicológicas en la UANL es el único que existe en el país, según explicó Guillermo Rocha González, coordinador del departamento de atención a urgencias psicológicas de la FaPsi.

Y, de acuerdo con el especialista, estas intervenciones de urgencia se dan como respuesta a un evento traumático, porque el paciente es llevado por alguien más que detecta alguna situación, o por alguna agresión directa, ya sea de algún externo o por el mismo.

En lo referente a la violencia externa, apuntó, los afectados por algún tipo de extorsión o delitos contra la libertad son los que recurren más a este tipo de urgencias.

Y, en general, destacó, los maestros son los que más detectan este tipo de problemas que requieren alguna intervención de emergencia.

“Quien más refiere a los pacientes son los maestros, y a veces, los refieren aún y en contra del interés de los padres, nos llama la atención que hay padres que no les interesa traerlos, pero como en la escuela les dijeron ‘si no lo llevan a terapia no los vamos a recibir’, pues los traen, prácticamente obligan a los padres a que atiendan a sus hijos”, indicó Rocha González.

Cambios disruptivos, la clave

A decir del académico, la clave para detectar que existe algún tipo de riesgo o una necesidad de intervención de urgencia son los cambios disruptivos en las personas.

Dentro de los cuales, comentó, las más evidentes se dan con el sueño, donde o comienzan a padecer insomnio o a dormir demasiado, de igual forma otra alerta está en el aislamiento o demasiada socialización, la tristeza o alegría desmedida, o la irritabilidad, es decir, los extremos son un indicador.

“Si tenemos la menor duda acerquemos a la persona a alguna atención”, precisó el especialista en entrevista.

Una vez que la persona llega a urgencias, explicó, se hace una pre consulta, y si se detecta alguna situación, se hace la intervención en crisis, donde usan protocolos de desmovilización psicológica, sobre todo, a las víctimas de delitos.

Para este servicio de emergencias actualmente cuentan con 24 terapeutas, y la atención es de 8 de la mañana a 7 de la tarde, de lunes a viernes, en las instalaciones de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo Léon, en el área médica de esta institución educativa.

“No se le niega a nadie el servicio por temas económicos”, puntualizó.

Suicidio, la más común

Dentro de las urgencias más comunes, el suicidio se ubica a la cabeza con al menos seis intervenciones diarias en la Unidad de Servicios Psicológicos (USP), siendo la ruptura de pareja el tema más frecuente que lleva a esta situación.

Algo que se puede agravar en estos meses venideros dado que al igual que todos los actos agresivos, se incrementa con las fechas de calor, según explicó Guillermo Rocha González.

En cuanto al suicidio, refirió, existe la “ideación suicida”, que es alguien que piensa en morir, o en cómo sería la muerte; la “planeación suicida”, que es quien ya tiene un plan para morir e incluso tiene fecha definida.

Cuando esos pacientes llegan a la USP, se ubican como pacientes de urgencias y se les da la atención.

“Lo que hacemos es desactivar la idea o el plan suicida, ayudándolos a entender qué es lo que quieren matar, hay teóricos que dicen que en vez de suicidio debería de llamarse ‘penacidio’ porque el suicida lo que quiere matar en realidad es una pena, un dolor, un conflicto que le genera algún daño”, puntualizó el especialista.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.