• Regístrate
Estás leyendo: Universidades aplican esquemas de seguridad para traslado de estudiantes
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 15:47 Hoy

Universidades aplican esquemas de seguridad para traslado de estudiantes

Las universidades hacen uso de la tecnología y apps
1 / 2
Publicidad
Publicidad

La Universidad Autónoma de Puebla (UAP), el Tecnológico de Monterrey en Puebla, la Universidad de las Américas Puebla (Udlap) y la Universidad del Valle de Puebla (UVP) ofrecen servicio de transporte universitario a sus estudiantes y académicos; mientras que la Universidad Iberoamericana Puebla inició la operación de una app para que entre su comunidad se brinde el servicio de “aventón” para que una misma unidad particular sea usada por varios estudiantes a cambio de “monedas digitales” que pueden ser canjeadas en la cafetería por algún alimento.

El costo de los boletos para usar el transporte universitario varía desde los tres pesos por viaje hasta los 8.50 pesos; sin embargo, las universidades ofrecen esquemas de bonos que hacen más barato los viajes.

Los esquemas de transporte universitario se fortalecieron desde hace cinco años ante los problemas que enfrenta el transporte público, tanto por problemas de seguridad como por la falta de regularidad de las unidades.

Las instituciones que ofrecen el servicio de transporte universitario tienen por regla solo subir a estudiantes con credencial vigente y, en algunos casos, se presta el servicio a personal académico.


Expreso Tec, servicio de transporte del Tecnológico de Monterrey


El Tecnológico de Monterey en Puebla ofrece el servicio de Expreso Tec que cubre cinco rutas desde el campus ubicado en la Vía Atlixcáyotl: Cholula, CAPU, Camino Real, San Manuel y Villas Atlixco.

El procedimiento para utilizar el servicio para los estudiantes y académicos es el siguiente: revisar rutas y horarios disponibles para el semestre; identificar los costos del servicio y pagar en la tienda virtual y usar la credencial institucional vigente para poder subir a las unidades.

Por seguridad, el servicio solo puede ser ocupado solo por integrantes de la comunidad del Tecnológico de Monterey; además, las unidades llevan sistemas de seguridad y cuentan con sistemas de georreferrencia.

El costo anual del servicio es de mil 50 pesos; por bimestre es de 550 pesos por persona; y en caso de que solo se requiera para llegar al Tec o salir, es de 600 pesos.

Servicio de Transporte Universitario de la UAP


La Universidad Autónoma de Puebla (UAP) ofrece el servicio de transporte universitario más grande en el estado y cubre 10 rutas que parten desde Ciudad Universitaria hacia Amalucan, Bachiller 5 de Mayo, CAPU, CCU, Cuautlancingo, Eco Campus, Héroes, Maravillas, Preparatoria Lázaro Cárdenas y San Ramón, al sur de la capital del estado.

El Sistema de Transporte Universitario (STU) de la BUAP brinda un servicio a más de 155 mil usuarios que se trasladan mensualmente a distintos puntos de la ciudad y la periferia, principalmente estudiantes, además de académicos y administrativos.

En el último año el STU prestó servicio a un millón 689 mil 450 personas, mediante un esquema de apoyo a la economía familiar, con un costo de 3 pesos por viaje.

Actualmente, el sistema de trasporte cuenta con una parada en Ciudad Universitaria, con espacios techados para que los pasajeros se protejan de las inclemencias del tiempo y cuenten con wifi para conectar sus dispositivos móviles.

De forma adicional, la terminal se conecta con el servicio de Lobobici tradicional y de doble bicicleta.

Dentro de las rutas que ofrecen más corridas diarias se encuentra la de Amalucan que ofrece 72 viajes; y la de Cuautlancingo que alcanza los 65 viajes diarios.

Actualmente, la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) proyecta una inversión de 14 millones de pesos para reforzar la seguridad entre los universitarios y poner en marcha una aplicación digital para salvaguardar la integridad de los estudiantes que ocupan el Sistema de Transporte Universitario (STU).

Con la app, se permitirá un acceso contralado a las unidades del transporte, el contacto con números de emergencia y la geolocalización.

Ante el asalto que sufrieron estudiantes de la UAP el pasado jueves 25 de octubre a las 06:40 horas cuando viajaban en la unidad 46 del STU, a la altura de la 31 Poniente y 25 Sur, el rector de la UAP, Alfonso Esparza Ortiz, informó que se trabaja en la operación de una aplicación que reforzará las medidas de seguridad para los estudiantes.

“La aplicación tiene el tema de las cámaras, el tema del acceso controlado, la ubicación por GPS, el tema de geolocalización. Serán beneficiados todos los estudiantes que utilicen esta aplicación”, comentó.

La aplicación estará funcionando una vez que concluya la instalación de la fibra óptica en el Laboratorio Urbano de la máxima casa de estudios del estado.

Servicio de la Udlap


Entre las instituciones que brindan el servicio de transporte universitario se encuentra la Universidad de las Américas Puebla (Udlap), ubicada en San Andrés Cholula, que cuenta con transporte universitario que conecta a los estudiantes y docentes con la ciudad de Puebla.

Las unidades del transporte universitario de la Udlap pueden ser utilizadas por todos los miembros de la comunidad universitaria. Se ofrecen tres rutas con un costo por viaje de 8.50 pesos; además, existe un bono semestral por 750 pesos.

UVP y su Sable Bus


La Universidad del Valle de Puebla, con sede central en la 3 Sur 5759, Colonia El Cerrito, ofrece el servicio del Sable Bus, transporte universitario destinado para el traslado seguro y rápido de estudiantes, catedráticos y personal administrativo, que viajan desde distintas zonas de la ciudad.

Para hacer uso de este servicio, la comunidad universitaria debe acudir a la papelería del complejo Kukulkán y adquirir los boletos con un costo de pesos cada uno. El conductor no tiene permitido recibir el pago en efectivo.

Lanza Ibero Puebla app para que comunidad universitaria comparta su auto


Ante las necesidades de traslados seguros para estudiantes y académicos, y de reducir el impacto ambiental por el uso de automotores, la Universidad Iberoamericana Puebla puso en marcha un programa piloto para que los integrantes de la comunidad universitaria den “aventones” y se compartan vehículos particulares.

A través de la aplicación Ibero Ride, desarrollada por estudiantes de la propia institución, entre ellos, Aldo Ceballos, quien ahora es egresado de Ingeniería de Negocios, se propone que un integrante de la comunidad universitaria comparta su unidad en su viaje de casa a la institución ubicada en Bulevar del Niño Poblano o viceversa.

La aplicación permite el diseño de las rutas habituales de los propietarios de un automóvil para que otra persona de la misma institución pueda subirse y llegar hasta su destino. La aplicación permite recompensas a los usuarios, las cuales, se traduce en dinero electrónico que puede ser canjeado por alimentos en las cafeterías de la institución.

Jorge Luis Ortega Pérez, responsable del Programa de Participación y Vida Universitaria, explicó que la Ibero Puebla lanzó la aplicación con el objetivo de fomentar la convivencia en el camino.

“La primera intención de Ibero Ride es hacer comunidad entre los mismo alumnos que vienen o salen de la universidad. Con este esquema, se busca reducir la emisión de contaminantes producidos por los automotores”, comentó.

Resaltó que la aplicación permite ahorros tanto en tiempo como en dinero para los estudiantes y académicos de la propia institución que estén registrados; y por seguridad, no se permite la utilización de personas ajenas a la comunidad universitaria.

“Ibero Ride es una aplicación desarrolla por ex alumnos de la universidad, pasó por la etapa de incubación y poco a poco se fue transformando en una posibilidad de dar aventón, como decimos en México. La aplicación solo puede ser utilidad por alumnos inscritos en la Universidad Iberoamericana”, comentó.

En entrevista, Ortega Pérez comentó que la aplicación brinda dos opciones: dar un aventón que implica registrar un automóvil que cuente con una póliza de seguro para brindar seguridad a los usuarios; y recibir un aventón, para lo cual, es necesario que el estudiante sea regular y esté activo en el sistema.

“La persona que brinda el aventón presentará una ruta que será visualizada por otro integrante la comunidad universitaria. La ruta debe ser precisa y clara. Se trata de una aplicación de georreferencia. Todo está en el celular que permitirá hacer una ruta y realizar el registro de abordo al vehículo y el informe de conclusión del viaje”, comentó.

Señaló que los usuarios de la aplicación reciben Iberocoins, monedas digitales acumulables y canjeables con proveedores internos de la Universidad Iberoamericana, en la zona de papelerías, cafeterías y en la zona Ibero.

“Se abrió la aplicación a toda la comunidad. Se puede ver la fotografía del alumno, la carera y el nombre completo. No hay acceso a ningún teléfono. El único medio de comunicación que se genera es un chat que se genera mientras se llega al punto de encuentro. Una vez llegando al destino, se desaparece el chat y se cierra la aplicación. No se queda registrado ningún tipo de dato personal”, comentó.

Señaló que, actualmente, las rutas que ya se trazaron permiten aventones de la universidad hacia San Andrés Cholula; y se busca que se registren usuarios hacia la parte norte de la ciudad de Puebla.

“Tanto el que recibe como el que da un aventón, recibe 20 Iberocoins. El simple hecho de bajar la aplicación, se traduce en 100 Iberocoins. Por cada viaje que se brinde, son 20 Iberocoins. Si diste aventón a cuatro personas, entonces, tendrás 80 Iberocoins. Tal vez, de lunes a miércoles, ya se podrá canjear por un café”, comentó.

Por último, Ortega Pérez comentó que lo más importante del esquema de Ibero Ride es el esquema eco-comunitario que es la convivencia en el camino y la reducción de contaminantes al ambiente.


ARP

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.