• Regístrate
Estás leyendo: Una Policía más efectiva, pero igual de corrupta, revela estudio
Comparte esta noticia

Una Policía más efectiva, pero igual de corrupta, revela estudio

En los últimos 6 años, la percepción del desempeño de las Policías ha ido al alza, sin embargo, la idea de que son corruptas no ha cambiado.
Publicidad
Publicidad

En Nuevo León, y de acuerdo con resultados de cruce de datos de encuestas del Inegi, realizados por investigadores de la Universidad de Texas en San Antonio (UTSA), en los últimos seis años la percepción de efectividad de las Policías ha ido en aumento, sin embargo, se mantiene en el mismo nivel la idea de que son corruptas.

Esto de acuerdo con Roger Enríquez, en su conferencia magistral: Justicia procesal y legitimidad policial: mediando la confianza pública de la policía en Nuevo León 2009-2017, dentro de los Diálogos para la Seguridad, organizados por la Universidad de Ciencias de la Seguridad (UCS).

De acuerdo con el investigador de la UTSA, en 2011, el 47 por ciento de los encuestados por Inegi señaló que era efectivo el desempeño de la policía estatal, en tanto que para el 2017, dijo, subió a un 57 por ciento.

“Pero del 2011 al 2017 a pregunta de: ‘a su juicio la autoridad puede calificarse como corrupta’, no cambió nada, y el 61 por ciento, sobre la policía estatal, sigue diciendo que la policía es corrupta”, destacó.

Además, en este sentido, puso especial énfasis en que en los últimos dos años se incrementó la percepción de corrupción en los actores en que más confianza tiene la sociedad: la Marina y el Ejército.

“Esto nos llama la atención, la Marina y el Ejército que son los que tienen la más alta confianza y alta efectividad, pero vemos que en ellos va aumentando el nivel de percepción de corrupción”, comentó.

Por otra parte, reconoció, uno de los temas que más les dan para la investigación es al cruzar las respuestas de dónde se sienten las personas más seguras con los datos de qué tanta confianza tienen en las distintas

Policías.

Y en este caso, destacó, les resulta muy interesante que los ciudadanos indiquen que se sienten más seguros en los lugares donde mencionaron que menor confianza tienen en su policía.

Por otra parte, mencionó, obedecer la ley es resultado directo de que la misma es legítima y no corrupta.

“De acuerdo con la teoría de la justicia procesal, la gente obedece la ley si cree que es legítima, y no porque le tenga miedo a un castigo.

“La investigación de los efectos de la justicia procesal descubrió que es más probable que el público obedezca la ley y quiera cooperar con la policía cuando sienten que serán tratados de una manera justa, respetuosa e imparcial”, compartió Roger Enríquez.

De igual forma, relató, si posterior a un evento importante de inseguridad saliera un actor oficial de la autoridad, a la brevedad, “a los cinco minutos”, para señalar, a través de los medios, lo que está pasando, esto repercute directamente en una mejor percepción de seguridad en la sociedad.

“Porque eso en cierta forma baja la temperatura del evento, está reportando, pero también da confianza al público que por lo menos están investigando para llegar a una solución”, señaló. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.