• Regístrate
Estás leyendo: Un 33% de los regios se quejan de insomnio
Comparte esta noticia

Un 33% de los regios se quejan de insomnio

La causa más común es la depresión; la segunda, el estrés, y la tercera, los malos hábitos; en las mujeres, después de los 45, se incrementa más este tipo de trastorno.
Publicidad
Publicidad

Aunque dormir bien proporciona una reparación física y mental que mantiene saludables y jóvenes a las personas, al menos un 33 por ciento de la población en Monterrey sufre de algún tipo de insomnio, afirmó el doctor Arnoldo Téllez López.

De acuerdo con el ex director de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), esta cifra elevada es directamente proporcional al aumento de la depresión y el estrés.

“Se calcula que en Monterrey un 33 por ciento de la población se queja de insomnio, aunque solamente la mitad de ellos lo considera importante o severo”, comentó en entrevista para MILENIO Monterrey.

La causa más común de insomnio, dijo, es la depresión, que junto con los trastornos de ansiedad, en todas sus divisiones, se están elevando en el mundo en este milenio, la segunda es el estrés y la tercera, los malos hábitos.

Siendo más común que se presente en las ciudades que en las áreas rurales, mientras que, señaló, en las mujeres después de los 45 años se incrementa más el insomnio.

Según el autor del libro Trastornos del Sueño, de editorial Trillas, hay tres tipos de insomnio por su forma: el inicial, el intermedio, y el terminal, que se asocian con el estrés, la ansiedad y la depresión, respectivamente.

“El insomnio intermedio que es que no tienes problemas para dormir pero te despiertas una, dos, tres o más veces durante la noche y se vuelve un sueño interrumpido que no genera descanso para el otro día, se le relaciona más con la ansiedad.

“Y el insomnio terminal es aquel que te acuestas a dormir y a las 3 o 4 de la mañana te despiertas y ya no puedes volver a dormir, estás cansado, pero no puedes regresar al sueño, éste está ligado con la depresión”,

precisó.

Gente que no duerme bien, con más probabilidades de enfermar

En Monterrey, destacó, en promedio la gente adulta duerme siete horas, lo cual aporta a que el sueño, por su función reparadora, cuando uno está dormido se registre una reparación física y mental.

Además, expresó, lo aprendido durante el día, en la noche se pasa de memoria de corto a largo plazo a memoria definitiva, por eso la importancia de dormir bien para que se consoliden los aprendizajes.

Durante el sueño, explicó, se fortalece el sistema inmunológico, es decir que en este caso, una persona con una sola noche que no duerme, su sistema inmune, sus defensas bajan, por lo tanto las que tienen insomnio pueden ser fácilmente susceptibles a enfermedades.

“Es muy importante que cuando uno duerma haya totalmente oscuridad, porque la luz, aunque estés dormido, disminuye la secreción de melatonina, que tiene efectos antioxidantes, incluso anticancerígenos, se ha visto que la gente que acostumbra dormir durante años con la luz prendida, tiene más probabilidades de enfermar de cáncer”, destacó el especialista que actualmente labora en el Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencias de la Salud, ubicado en el área médica de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Dentro de los malos hábitos, especificó, está el de usar la cama para otras actividades no propias de la misma.

“La cama, ya se han hecho estudios psicológicos de condicionamiento, la cama si se usa solo para dormir, entonces evoca en forma natural el sueño, porque está asociado cama-sueño, pero si la usas para estudiar, para hablar por teléfono, para ver televisión, para comer, pierde su cualidad condicionante”, indicó. 

A decir del especialista, un grave problema es que no es sino hasta que ya empiezan a tener las personas consecuencias sociales a causa del insomnio que deciden acudir con un profesional, por lo cual invitó a la sociedad a no esperar hasta una fase terminal para buscar una solución al problema.

Las consecuencias

Una persona con una sola noche que no duerme, su sistema inmune, sus defensas bajan y podrían ser susceptibles a enfermedades.

Dormir con la luz encendida disminuye la secreción de melatonina, que tiene efectos antioxidantes, incluso anticancerígenos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.