• Regístrate
Estás leyendo: Mujeres elaboran sus toallas sanitarias en pro del ambiente
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 02:13 Hoy

Mujeres elaboran sus toallas sanitarias en pro del ambiente

Un grupo de cinco mujeres comparte su interés de regresar a lo básico; se trata de hacer su propia compresa, pero ahora de tela de algodón, para dejar de hacer basura a causa de su ciclo menstrual.
Publicidad
Publicidad

Un grupo de cinco mujeres, sentadas alrededor de una mesa de madera, intenta confeccionar una prenda. Contra los usos y costumbres actuales, comparten el interés de regresar a lo básico en pro del medio ambiente: las toallas sanitarias de tela.

Se trata del quinto taller de este tipo que se realiza en la ciudad. En los últimos meses ha tomado fuerza el pensamiento ecológico gracias a iniciativas ciudadanas y a la apertura de tiendas de productos biodegradables o reutilizables.

Las interesadas se dieron cita en Bodega Cero, en el cruce de M.M. de Llano y Modesto Arreola, en el centro. Bajo las instrucciones de Andrea Elizondo, fundadora de Vulva Community, intentan elaborar su propia toalla sanitaria para dejar de generar basura a causa de su ciclo menstrual.

Al inicio hablan sobre el surgimiento de las compresas desechables y las afectaciones que estas causan al Planeta por ser fabricadas con plástico incapaz de degradarse con el tiempo.

“El objetivo del taller es dar a conocer las alternativas, las formas ecológicas de llevar el ciclo menstrual, que sean de beneficio tanto para la salud como para el medio ambiente”, dice.

Además de este grupo, al menos 80 mujeres regiomontanas más ya han aprendido a confeccionar sus propias almohadillas, cuyo tiempo de vida es de hasta cuatro años, dependiendo de los cuidados que se le den.

Para quienes deseen sumarse a esta práctica, explica Andrea, es importante tener en cuenta que las capas de la toalla a realizar serán en su mayoría de tela de algodón. De manera paralela se utilizará una barrera de nylon para evitar que el flujo menstrual se traspase.

Sin embargo, este producto también puede adquirirse ya confeccionado. Los precios son económicos y los diseños son variados y coloridos.

“Cuestan dependiendo de la toalla: es de 75 pesos los pantiprotectores; 120 pesos las toallas individuales, 140 las toallas nocturnas”, menciona, dirigiéndose a aquellas personas que no tengan la paciencia de bordar su propia prenda.

Para conservar las toallas por más tiempo, la recomendación es lavarlas a diario después de su uso, dejándolas remojar en agua con una cucharada de bicarbonato, o bien, gotas de vinagre blanco, para que las manchas de la sangre sean totalmente removidas.

Estas compresas pueden encontrarse en la tienda Bodega Cero y en el Mercado del Chorro.

Sin embargo, la fundadora de Vulva Community cuenta que hay otras alternativas ecológicas para lidiar exitosamente con la menstruación: la copa menstrual es una de ellas.

“Durante los talleres de menstruación consciente y alternativas, se les explica de la copa menstrual, que tiene entre cinco y seis años en el mercado. No es tan conocida, no es muy comercial; es más cara inicialmente, pero a la larga ves un beneficio económico y también ambiental”, resalta en entrevista.

Con sus pupilas, Andrea reflexiona sobre el hecho de que en el mercado de las toallas sanitarias desechables, la sangre es representada con líquido color azul.

Para ella, eso es indicativo de que el tema sigue siendo un tabú: “Los medios siempre han mostrado la menstruación con azul. Por lo mismo hay mujeres que no están acostumbradas todavía a ver su propia sangre”.

A detalle

Al menos 80 mujeres regiomontanas más ya han aprendido a confeccionar sus propias almohadillas, cuyo tiempo de vida es de hasta cuatro años.

La recomendación es lavarlas a diario después de su uso, dejándolas remojar en agua con una cucharada de bicarbonato.

Este producto también puede adquirirse ya confeccionado. Los diseños son variados y coloridos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.