• Regístrate
Estás leyendo: Marchan en Atotonilco de Tula por homicidio de Carlos Daniel
Comparte esta noticia

Marchan en Atotonilco de Tula por homicidio de Carlos Daniel

El grupo de aproximadamente 250 personas partió en marcha hacia la cabecera municipal, sobre la carretera Atotonilco-Progreso
Publicidad
Publicidad

Habitantes de Atotonilco de Tula marcharon para exigir justicia por el menor asesinado, cuyo cuerpo fue localizado en Atitalaquia.

Desde antes de las 17:00 horas, pobladores de la colonia El Águila, la comunidad Progreso y la cabecera municipal, comenzaron a concentrarse en el campo de fútbol de Progreso.

El grupo de aproximadamente 250 personas partió en marcha hacia la cabecera municipal, sobre la carretera Atotonilco-Progreso.

Los vecinos, quienes portaban ropa blanca, así como banderas del mismo color y pancartas, exigieron justicia para el menor asesinado, quien era originario de la colonia El Águila.

Los habitantes pidieron castigo para los responsables del homicidio.
En el trayecto se fueron sumando pobladores, quienes exigieron mayor seguridad en la demarcación.

El contingente llegó a la cabecera municipal, y en las canchas de basquetbol los pobladores improvisaron un mitin.

En él participaron distintos pobladores, quienes hicieron demandas a los gobiernos de los tres niveles.

Pidieron más vigilancia y acciones gubernamentales para evitar desapariciones de personas.

Esto pues, dijeron, en el municipio se han registrado distintos asesinatos en las últimas semanas.

Recordaron la muerte de un docente, cuyo cuerpo fue hallado en la comunidad Vito, así como el hallazgo del cuerpo de una mujer, originaria de la comunidad Ocampo.

Exigieron más patrullajes y labores de vigilancia para inhibir delitos.
También compartieron sus experiencias, en las que precisaron que si bien las autoridades son responsables de garantizar la paz pública, la misma sociedad es la que debe prevenir el fenómeno delictivo desde el núcleo familiar.

Solicitaron privilegiar el fomento de valores entre los niños y jóvenes.

De igual manera distintos pobladores que tomaron la palabra, sugirieron a los padres de familia comunicarse más con sus hijos.

Esto para conocer a sus amistades y sobre todo, dijeron, para estar al pendiente de sus actividades.

Pidieron a los pobladores no sólo cuidar a sus propios hijos y familiares, sino también a los hijos de sus vecinos, amigos, conocidos o inclusive a los jóvenes que caminan solos por la calle.

Lo anterior pues, sostuvieron, es primordial que la sociedad se cuide entre sí.

Destacó entre las participaciones, el de una mujer originaria del municipio, quien admitió que hace un año su hijo había cometido un ilícito grave, por el cual ahora está purgando una sanción.

Indicó que le dolió conocer el hecho, pero resaltó que no intervino para solapar a su hijo, y por el contrario permitió que las autoridades actuarán conforme a la ley para que recibiera su sanción por el delito que cometió.

Llamó a la población a no permitir actividades delictivas y denunciarlas.
Afirmó que no se pueden solapar actividades ilícitas y demandar justicia.
Emplazó a los habitantes a comunicarse más entre familias y dejar de lado los teléfonos y las redes sociales, que se han convertido en instrumentos de distanciamiento familiar.

Otro colono pidió a la población actuar, ya que las autoridades municipales no tienen la intención de apoyar a que Atotonilco mejore, pues los personajes sólo van buscando nuevos cargos.

Por ello solicitó a la ciudadanía fomentar mejores prácticas y construir la paz desde los hogares.

Otro habitante pidió no etiquetar a los foráneos como “personas malas”, pues eso genera división en la sociedad.

Refirió que se deben fomentar la comunicación entre sociedad, sin discriminar a la población.

Luego de varias intervenciones el mitin concluyó.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.