• Regístrate
Estás leyendo: Los casan... en el penal
Comparte esta noticia

Los casan... en el penal

Estado y organizaciones, los ‘padrinos’

Una de las canchas del centro penitenciario se convirtió en el escenario para las 28 parejas que contrajeron nupcias por lo civil
Publicidad
Publicidad

Lucían impecables, ellos con su traje o saco de vestir; ellas con su vestido blanco…

Los nervios reinaban, pero destilaban más amor, besos, abrazos y apapachos. Unos corrían para conseguir los anillos de matrimonio y finalmente decir: “¡Sí, acepto!”…

Las novias, 28 para ser exactos, llegaron luciendo vestidos impecables, con un maquillaje que ni el calor de Monterrey arruinó y la emoción a flor de piel.

Aunque los contrayentes no eran del todo ciudadanos libres, pues son reclusos que cumplen una condena tras cometer algún delito y el escenario no era una iglesia ni las oficinas del Registro Civil, sino el penal del Topo Chico.

Pues este miércoles, reos del Centro de Prevención y Reinserción Social se casaron con sus respectivas “medias naranjas” al celebrarse la edición 2018 a través del programa de Bodas Colectivas del penal, donde se dieron las facilidades para cristalizar el enlace civil de 28 parejas y celebrarlo junto a sus familias.

El enlace se realizó en una de las canchas del centro penitenciario y contó con la colaboración de la Agencia de Administración Penitenciaria, la Dirección del Registro Civil, así como las asociaciones civiles Promoción de Paz y Damas Vicentinas, quienes se encargaron de la organización del evento y la gestoría de apoyos.

Al casamiento masivo acudió el director del Registro Civil, Fernando Marín Molina, quien explicó que la dependencia facilitó la asistencia de un oficial del Registro Civil y sus auxiliares.

“Es una experiencia muy bonita, porque es un trabajo conjunto entre organizaciones civiles y Gobierno del Estado”, dijo.

Las organizaciones civiles se encargaron de conseguir anillos de compromiso y organizar una comida para las parejas y sus familias, mientras que el Gobierno del Estado aportó de manera gratuita el personal de Registro Civil para expedir las actas de cada unión.

“Estamos trabajando en el eje que el Gobierno del Estado, dentro de su Plan de Desarrollo nos planteó, que es la reconstrucción del tejido social”, señaló.

María Teresa Vázquez Zúñiga, representante de la Dirección de Reinserción Social de la Agencia de Administración Penitenciaria, explicó que este tipo de acciones favorecen la certeza jurídica no solo de los internos, sino también de sus familias.

“Como parte de la reinserción de las personas privadas de la libertad, uno de los aspectos más importantes es poder fundamentar y legalizar este tipo de relaciones, para que ellos puedan formar parte de la sociedad, como un matrimonio legítimo, y que los hijos que puedan procrear formen parte de una familia estable y dentro de la legalidad”.

Por su parte, Mercedes Jaime Treviño, presidenta de las Damas Vicentinas, destacó la importancia de brindar apoyo a las personas privadas de la libertad, para lograr una adecuada reinserción social.

La celebración se da en el marco del Día Internacional de Nelson Mandela.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.