• Regístrate
Estás leyendo: Ley de plásticos tiene dificultad para aplicarse
Comparte esta noticia

Ley de plásticos tiene dificultad para aplicarse

La excepción a esta restricción es que las bolsas elaboradas con polietileno sean fabricadas con procesos tecnológicos distintos; la propuesta es inviable, señala Secretaría de Desarrollo Sustentable.
Publicidad
Publicidad

La Secretaría de Desarrollo Sustentable del Estado admitió que la ley que regulará el uso del plástico tiene dificultades técnicas para su aplicación, por lo que tratarán de corregirlas al emitir los lineamientos para su operación.

Martín Mendoza Lozano, subsecretario de Protección al Medio Ambiente de la dependencia estatal, explicó que en las mesas de trabajo han incluido a empresarios de toda la cadena de producción de las bolsas de plástico, a fin de escuchar a todas las voces.

Tras la aprobación del Congreso local, el pasado 26 de enero se publicó una reforma a la Ley Ambiental en el Periódico Oficial del Estado, donde “se restringe la venta, dádiva y uso de bolsas en supermercados, tiendas de autoservicio, farmacias, tiendas de conveniencia, mercados y demás similares elaboradas con polietileno de baja densidad, polietileno lineal, polietileno de alta densidad, polipropileno, polímero de plástico y cualquier otro de sus derivados”.

Sin embargo, la excepción a esta restricción es que estos productos tengan un 30 por ciento mínimo de material reciclado, o bien, cuya fabricación haya sido con materiales y procesos tecnológicos que permitan su degradación de manera rápida.

Al respecto, el Gobierno Estatal consideró prácticamente inviable ese fragmento de la modificación a la ley, pues no es posible aplicarlo, o bien se requeriría que los fabricantes recurran a tecnología que encarecería toda la cadena, desde su producción hasta la distribución, impactando así el bolsillo de los clientes.

“Más que el costo es que con la tecnología actual es difícil cumplir con las condiciones que establece la ley, y precisamente se está buscando una solución técnica. Algo muy sencillo sería modificar el tamaño o grueso de las bolsas para que tenga las condiciones de resistencia que se necesitan para su uso, pero usualmente esto encarecería toda la cadena y saldría contraproducente para todos”, declaró.

Por otra parte, en las mesas de trabajo se está abordando el aspecto de la verificación del material utilizado para las bolsas, para lo cual contemplan la emisión de certificados con las especificaciones del proceso de producción utilizado.

“Estamos viendo alternativas que pudieran ser tanto de la fabricación misma, cómo especificar a través de certificados cómo fue fabricada la bolsa, y cómo se puede documentar todo su paso. Que eso nos permita a nosotros como autoridad, con un esfuerzo mínimo y costo mínimo, verificar el cumplimiento”, indicó Mendoza.

Aunado a ello, aclaró que la legislación no tiene la intención de prohibir por completo el uso del plástico, y en los diálogos sostenidos con los empresarios han podido confirmar que los clientes reutilizan las bolsas con otros fines.

“Alrededor del 90 por ciento de la bolsa que se lleva el usuario a su casa la reúsa, ya sea para envolver productos que son sensibles, o para la recolección misma de la basura dentro de casa. Entonces hemos visto que conviene ir reduciendo poco a poco, más no eliminarlo de golpe”, dijo el funcionario estatal.

Respecto a las peticiones de los activistas de llegar a la prohibición total del plástico, como en otros estados, el subsecretario de Protección al Medio Ambiente manifestó que la ley contempla que se fijen metas para cada vez hacer más duras las restricciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.