• Regístrate
Estás leyendo: Insultos y golpes, inicio de una violencia en escala
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 00:34 Hoy

Insultos y golpes, inicio de una violencia en escala

Si no se atienden las agresiones que viven y sufren las niñas, niños y adolescentes, en un futuro habrá graves consecuencias, por ello, activistas piden tomar cartas en el asunto.
Publicidad
Publicidad

Si no se da una respuesta inmediata y eficiente a la violencia que afecta, vive, sufre, u observan las niñas, niños y adolescentes (NNA) en casa, esto generará a futuro consecuencias graves al interior de la familia y en el ámbito público, aseguró Irma Alma Ochoa, fundadora de Arthemisas por la Equidad.

Por lo cual, aseguró, es urgente que se tomen cartas en el asunto y se trabaje en construir un ambiente más propicio para el desarrollo de los NNA, donde se proteja su integridad y tengan una vida libre de violencia.

Según la activista, quien además forma parte de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), la violencia familiar en las niñas, niños y adolescentes se presenta de forma directa o indirecta.

En el caso de primera, mencionó, esta ocurre cuando las normas de convivencia no se respetan, y algunas personas no reconocen a NNA como sujetos de derechos y los someten a abusos, mismos que les causan daños físicos, sexuales, y psicológicos.

“La violencia directa se manifiesta a través de insultos, pellizcos, puntapiés, varazos, golpes con los puños, con el cinturón, con la chancla, etcétera.

“Y es el inicio de un continuo de violencia que escala, en el caso de las niñas, mayoritariamente, a agresiones sexuales y muertes violentas”, destacó.

Y si a eso, dijo, se le añade que la violencia cultural, compuesta por las creencias, los hábitos, las costumbres y los rituales, legitima y normaliza la violencia que se ejerce sobre mujeres, las niñas, niños y adolescentes y adultos mayores, el tema de la violencia familiar se vuelve más complejo y grave, ya que “la cultura machista y patriarcal es evidentemente violenta”.

Por otra parte, mencionó la violencia indirecta o simbólica no se observa a simple vista.

“Es la violencia que aceptamos como normal, cuando debemos de tener en cuenta que la violencia es evitable. 


“Y son los estereotipos y prejuicios que reproducimos constantemente como el sexismo, la adulticracia y la discriminación, que los encontramos en canciones, películas y demás, que promueven la violencia como método de poder”, indicó. 


Ser parte de cualquiera de estas dos violencias repercute seriamente en el desempeño académico de este sector de la sociedad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.