• Regístrate
Estás leyendo: Hispanos, más del 30% de los ofensores en Texas
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 00:00 Hoy

Hispanos, más del 30% de los ofensores en Texas

Fue en el año 2016 cuando los incidentes de violencia familiar aumentaron en el vecino estado de la Unión Americana.
Publicidad
Publicidad

De acuerdo con las estadísticas de delitos del Texas Department of Public Safety, el 36.2 por ciento de los ofensores y de las víctimas de la violencia familia durante 2016 eran hispanos, lo que coloca a esa raza como la más violenta y vulnerable de este delito en el vecino estado de Texas.

Según los estudios más recientes del crimen en Texas, en el año 2016 la violencia familiar subió en ese estado de la Unión Americana en las tres áreas de impacto: incidentes, víctimas y ofensores.

De tal forma, indican las cifras oficiales, los incidentes aumentaron un 0.9 por ciento, al pasar de 194 mil 872 en el año 2015, a 196 mil 564 en el 2016.

Mientras que el número de víctimas tuvo un alza del 1.7 por ciento, luego de 211 mil 301 en el año 2015 y 214 mil 815 en el 2016.

En tanto que el número de ofensores creció 1.8 por ciento, al pasar de 205 mil 154 a 208 mil 764 en el lapso citado.

La base de datos oficial señala que el 36.2 por ciento de las víctimas era de origen hispano, en tanto que del restante 63.8 por ciento, casi el 70 por ciento del mismo (69.9%), eran personas blancas, el 28.7% negras, y el 1.4% otros.

Situación que en los ofensores se mantiene igual para los hispanos con un 36.2%, mientras que del restante 63.8%, los blancos acumulan un 66.8%, los negros un 31.7% y el 1.6% otros.

A través de este análisis del delito, la autoridad indica que el 72 por ciento de las víctimas era de sexo femenino, y que el grupo de edad más violentado y más ofensor resultó el del rango de 25 a 29 años.

En cuanto a las lesiones provocadas por la violencia familiar, el 52.9% son menores, el 4.3% mayores, y en el 42.8% de los casos no hubo registro de

lesión.

En este sentido, el estudio de las lesiones producto de la violencia familiar coloca a las laceraciones severas en primer lugar con un 25.9 por ciento, seguido de las lesiones internas con un 24.9%, y más abajo aparecen los huesos rotos, con un 11.9%, y la pérdida de dientes, con un 3.3%.

Un punto importante que realizan en Texas en el análisis de datos de este delito es el referente al arma que se usó al ejercer la violencia, siendo el uso de manos, pies y puños el que lidera la lista con un 78.8 por ciento.

Con porcentaje inferiores aparecen el uso de cuchillos u objetos cortantes (3.5%), objetos sin punta (2.1%), armas de fuego (2.0%).

En cuanto a la relación de la víctima con el ofensor, la esposa y la concubina, con 13.8% cada una, son las que encabezan al grupo en situación más vulnerable, seguido de la mamá, con 5.7%, de la hija, con un 3.3 por ciento.

Preciso mencionar que el podio de las ciudades con mayor violencia familiar en Texas estuvo compuesto en el 2016 por: Houston, con 24 mil 655, Dallas, con 14 mil 263, y San Antonio, con 14 mil 039.

Las cifras

Los hispanos son la raza más violenta y vulnerable de la violencia familiar en el vecino estado de Texas, revela estudio.

Los casos aumentaron 0.9 por ciento, al pasar de 194 mil 872 en el año 2015, a 196 mil 564 reportes durante el

2016.

La autoridad indica que el 72 por ciento de las víctimas era de sexo femenino y el grupo más violentado resultó el rango de 25 a 29 años.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.