• Regístrate
Estás leyendo: El largo anhelo de regio de independizarse de México
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 13:50 Hoy

El largo anhelo de regio de independizarse de México

“Es genético del regiomontano”, consideró el historiador Héctor Jaime Treviño Villarreal, ya que han existido varios intentos de buscar la independencia; luego de la fundación de Monterrey y a mitad del siglo XIX, algunos ejemplos.
Publicidad
Publicidad

Tras la elección presidencial del pasado 1 de julio, y conocerse el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, en redes sociales se retomó un viejo anhelo regiomontano: buscar la Independencia de Nuevo León sobre México.

Los argumentos se basan en ser una de las entidades que más aportan al Producto Interno Bruto del país, donde los primeros dos puestos son la Ciudad de México y el Estado de México, aunque también tienen una carga de racismo y discriminación.

Si bien la idea no es nueva ha tomado fuerza en redes sociales. Algunos le llaman “República México del Norte”, que involucra a demás estados de la región, o bien sugieren retomar el antiguo título de “República de la Sierra Madre”.

A decir del historiador Héctor Jaime Treviño Villarreal, director del Archivo General del Estado (AGENL), el interés por generar un movimiento separatista es algo “inherente” al regiomontano, que viene incluso desde la fundación de Monterrey.

“Es genético del regiomontano, podría decir. Cuando se dan las capitulaciones a Luis Carvajal se funda el Nuevo Reino de León, lo que causa muchas implicaciones políticas en la Nueva España que pensaron se formaría una nueva República”, refiere el historiador.

Una vida alejada

Durante los primeros años de ser fundada Monterrey (1596), los pobladores, en su mayoría migrantes portugueses y españoles, vivían en condiciones precarias.

La lejanía con la capital de la Colonia, el pago de impuestos a los virreyes a través de los recursos en minas y la falta de recursos de regreso eran cuestionados por los pobladores de la zona, como hoy en día sucede.

“Eso ocasionaba que la gente de aquí se manejara de manera independiente, por ello no interesaba a la Colonia”, expone e Treviño, autor de Atacan los comanches.

Un primer intento fue la creación de La República del Río Bravo, que involucraba a Coahuila, Tamaulipas y Texas cuando todavía pertenecía a México allá por 1840.

Otro movimiento que tomó auge fue con la llegada de Santiago Vidaurri, gobernador en diversos periodos a mitad del siglo XIX, al formar la “República de la Sierra Madre” y negar el envío de impuestos aduanales a la presidencia de Benito Juárez.

“Siempre se le acusó a Vidaurri de querer formar la República, aunque él siempre lo negó, pero no fue el primer personaje que habló del tema. Ese tema quedó siempre en la mente de los regiomontanos, incluso del noreste”, comenta el historiador.

Signos de racismo

Si bien el tema de buscar una independencia del país tiene partidarios, e incluso agrupaciones en redes sociales, en sí, Monterrey no predica con el ejemplo, pues también es centralista con el resto de los municipios de Nuevo León.

Para Treviño Villarreal, el discurso actual del regiomontano al menospreciar a la población del sur de México y a los migrantes tiene una carga de racismo y discriminación.

“Hay ciertas actitudes discriminatorias que son parte de un determinismo geográfico. Nosotros nos adjudicamos lo trabajador, lo que nos hace despreciar a la gente del centro y sur, y no es cierto: gente trabajadora hay en todos lados y personas flojas también hay aquí”, señala. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.