• Regístrate
Estás leyendo: Dan voz a los testigos de la Vieja Maestranza
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 19:19 Hoy

Dan voz a los testigos de la Vieja Maestranza

La idea principal de Óscar Rodríguez Castillo y Fidel Camacho Pérez era generar un archivo de la memoria que pudiera recopilar el mayor número de testimonios de los ex obreros.
Publicidad
Publicidad

Los recuerdos de ex trabajadores de la Fundidora de Fierro y Acero aún están muy vivos, los cuales fueron recuperados por los historiadores Óscar Rodríguez Castillo y Fidel Camacho Pérez en el libro Voces de la Vieja Maestranza .

En la publicación se plasman los testimonios de Aurelio e Ignacio, ambos obreros sindicalizados; Esteban, mensajero; Lázaro, administrativo; y Salvador, de la cooperativa Acero, los cuales fueron recopilados en distintas sesiones.

La idea inicial, comentan Óscar y Fidel, era generar un archivo de la memoria que pudiera recopilar el mayor número de testimonios ofrecidos por los ex trabajadores.

“En una primera instancia la propuesta era generar un archivo de la memoria, queriendo abarcar el mayor número de testimonios de ex obreros”, comenta Óscar Rodríguez Castillo, historiador y jefe de servicios al público turno vespertino de la Capilla Alfonsina de la UANL.

Además de los testimonios, en Voces de la Vieja Maestranza (Editorial An.Alfa.Beta/Conarte) se proponen cuatro temas base que parten desde el inicio de la siderúrgica, pasando por el fatal accidente de 1971 y culminar con el cierre de la empresa.

“El accidente de 1971 fue una tragedia, no solo para los trabajadores sino para la comunidad en general. Quizás es uno de los más trágicos que hayan sucedido en Nuevo León”, menciona el historiador Fidel Camacho Pérez, del departamento de adquisiciones en la Alfonsina.

Si bien se han realizado diversos trabajos que recopilan las memorias de los ex obreros de Fundidora, la propuesta de los autores es acompañarlas de elementos históricos que apoyen los relatos.

Aunado a ello, se busca que el tema de la antigua Fundidora no se pierda entre las nuevas generaciones que hoy ven en el parque solo un sitio de recreación o festivales musicales.

“Han pasado más de 30 años del cierre de Fundidora y mucha gente ya no sabe lo que pasó ahí, ahora ven el parque pero no saben que fue la gran acerera de América Latina”, comenta Óscar Rodríguez Castillo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.