• Regístrate
Estás leyendo: Casa Monarca critica inacción de INM para reactivar otro centro provisional
Comparte esta noticia

Casa Monarca critica inacción de INM para reactivar otro centro provisional

“Han estado presionando en la agenda para que se vuelvan a abrir estas áreas, pero no ha sido del interés debido a las transiciones”, dicen.
Publicidad
Publicidad

Luego de 15 meses de suspensión de la Estación Migratoria en Nuevo León, las acciones para que vuelva a actividades o para abrir una nueva han sido nulas por parte del Instituto Nacional de Migración (INM), expresó Gabriela Zamora, abogada del centro de ayuda a migrantes Casa Monarca.

A pesar de las gestiones que ha realizado el director de Casa Monarca, el doctor Luis Eduardo Zavala, quien es miembro del Consejo Ciudadano del INM, las gestiones para que se vuelva a activar la estancia migratoria no han sido realizadas, explicó Gabriela Zamora.

“No han hecho absolutamente nada por restaurar esa Estación Migratoria, han estado presionando en la agenda para que se vuelvan a abrir estas áreas, pero no ha sido de interés debido a las transiciones, los cambios que ha habido en el gobierno”, dijo.

De acuerdo con la activista y abogada, esta situación limita la ayuda que le pueden prestar como Casa Monarca a los migrantes, ya que al no haber estancia, los migrantes pasan poco tiempo en el INM para luego ser trasladados a las estancias de San Luis Potosí y Laredo.

“Ellos tienen derecho de muchas cosas y se está limitando por no hacer una estación migratoria y a nosotros nos limita lo que podemos hacer, porque yo no puedo ir a asegurarme que les estén diciendo que tienen derecho a refugio, yo no puedo ir a preguntarles quién los detuvo y por qué, y no puedo meter recursos pertinentes para detener la deportación”, comentó.

Explicó que al no ser una estancia legalmente, la asociación civil no puede ingresar al recinto donde tienen temporalmente a los refugiados.

Ante esta situación, Zamora explica que seguirán presionando pero no para que se abra la misma estación migratoria, ya que la misma fue cerrada por presentar condiciones inhumanas, sino para que se habilite una nueva que cumpla con lo que la Ley de Migración establece.

“Atentan a la dignidad del migrante, a cualquiera de nosotros que nos metan, no aguantamos media hora, y ellos duraban 10 o 15 días... no es que abran la estación migratoria, es que abran un espacio de acuerdo a los lineamientos del ser humano”, comentó.

De acuerdo con Zamora, Casa Monarca puede recibir diariamente hasta 20 migrantes buscando ayuda humanitaria y jurídica, la cual brindan a migrantes extranjeros o mexicanos que hayan sido deportados de Estados Unidos, pero aclara que no son estancia, aunque están en vías de construir una.

Para Zamora, la sociedad nuevoleonesa tiene todavía mucho que avanzar en cuanto a empatía con los migrantes, pues aunque ha encontrado gente muy dispuesta a brindarles ayuda, hay muchos que no.

“Estamos muy cómodos sentados en nuestra silla diciéndoles que allá están muy mal, pero aquí al lado tenemos migrantes que la policía está rompiéndoles las costillas, los está extorsionando, grupos de la delincuencia organizada que los secuestra y nosotros no hacemos nada”, dijo. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.