• Regístrate
Estás leyendo: “Somos capaces de generar nuestra propia salud física, mental y espiritual”
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 03:19 Hoy

“Somos capaces de generar nuestra propia salud física, mental y espiritual”

Publicidad
Publicidad

Cada vez más personas están tomando conciencia sobre lo vital de la alimentación, a pesar de vivir en una ciudad en la que la carne asada es “la reina de las fiestas” y por ello ha ido en aumento la forma de alimentarse más en dietas basadas en plantas, consideró Geo Mayer Esparza, vegana y propietaria de Casa Macro.

Hace 20 años inició la aventura de Mayer Esparza de practicar un estilo de vida macrobiótico, junto a su marido e hijas, y compartió en entrevista para MILENIO Monterrey, lo seguirá practicando, pese a las críticas.


“Fuimos muy criticados, muy cuestionados, por la familia, los amigos, los médicos”, recordó la propietaria de Casa Macro.

Sin embargo, a pesar de ellos siguieron adelante, se mantuvieron convencidos que la macrobiótica es una filosofía de vida que invita a los seres humanos a vivir más en contacto y en armonía con el medio ambiente, a través de la alimentación y del estilo de vida.


Como resultado de sus estudios, de su pasión, de sus ganas de servir con calidad y conocimiento a los demás, fue como nació la idea de tener un lugar exclusivo de comida vegana hace cerca de 5 años.

“Casa Macro es la culminación de muchos años de estudio y trabajo en educación ambiental, educación de la salud, en el fomento de generar conciencia en las personas de que somos capaces de generar nuestra propia salud: física, mental y espiritual”, mencionó.

De acuerdo con Geo Mayer, un factor que le indica el acercamiento y crecimiento a este estilo de alimentación que practica, el cual aseguró no es una moda, se lo da el hecho de que a su negocio el 95 por ciento de los clientes que lo visitan no son veganos; sin embargo, están buscando algo que les dé salud en sus vidas.

A decir de Mayer Esparza, los problemas de salud se dispararon con la importación de la “vida práctica” y dejando atrás lo que, afirmó, por años fue la base de la alimentación en México: las frutas, vegetales y leguminosas.

“Y empezamos a ver los graves problemas de salud aumentando a raíz de que importamos las cadenas de hamburguesas, la vida práctica”, precisó.

Tras el cambio de vida, indicó, el aprendizaje, mucha energía “la pila a full siempre”, y su buena salud, son los aspectos más importantes en este tránsito.

Y, recalcó, es vital dentro de su familia y dentro de la sociedad, respetar a los demás, ser incluyentes y tolerantes, sin importar con qué sea que se alimenten.

A detalle

Casa Macro es la culminación de varios años de estudio y trabajo en educación ambiental y educación de la salud.


Entre los beneficios de cambiar el estilo de vida se encuentran el aprendizaje, mucha energía, buena salud y la pila a full siempre.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.