• Regístrate
Estás leyendo: Aparecidos, polcas y comida en una Noche de Leyendas norteñas
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 19:05 Hoy

Aparecidos, polcas y comida en una Noche de Leyendas norteñas

La Corporación para el Desarrollo Turístico de Nuevo León organizó el festejo por el Día de Muertos.
Publicidad
Publicidad

Por una noche, los muertos se pusieron sus mejores ropas y salieron a dar un paseo a la Macroplaza.

Caminando junto a los vivos, los catrines y catrinas tuvieron una noche de parranda pues igual se tomaban fotos, comían tamales y bailaron al son de una que otra polquita.

Para los vivos también hubo fiesta, pues aprovecharon la gran kermés que la Corporación para el Desarrollo Turístico de Nuevo León organizó en su tercera edición del programa Noche de Leyendas, conmemorando el Día de Muertos.

En esta ocasión las leyendas no se narraron mientras se recorrían las calles del Barrio Antiguo como el año pasado, sino que se contaron sobre un escenario en el Parque Hundido por la agrupación Tejedoras de Imágenes.

Pero vámonos por partes, dirían los huesudos catrines, pues la fiesta se prolongó casi hasta la madrugada.

Música para los vivos


Antes de iniciar con los relatos, la noche fue amenizada por diversas agrupaciones musicales, presentándose en un escenario ubicado a un costado del Teatro de la Ciudad.


Sobre la explanada se realizaba una kermés con venta de antojitos, pintacaras con motivos alusivos al Día de Muertos así como concursos de disfraces entre los asistentes.


También fueron instalados dos altares de muertos, que con cuatro caras por estructura, rendían tributo a nuevoleoneses ya fallecidos como el historiador Israel Cavazos Garza, el actor Eulalio González Piporro o el empresario Lorenzo Zambrano.

La primera agrupación en salir al escenario fue la Banda del Estado de Nuevo León, la cual interpretó piezas clásicas mexicanas así como polcas norteñas.


"Tenemos una hora esperando aquí porque nos dijeron que aquí iban a contar las leyendas, ahora a movernos", comentó Fernando Villarreal, quien junto a su familia se trasladó al Parque Hundido.


"Dicen que en el camino a La Estanzuela"


Sobre el escenario, la narradora Rosa Martha Sánchez mantenía al público expectante mientras contaba la leyenda de la banda de los Carranclanes.


Contaba Rosa Martha, vestida como Catrina con un enorme sombrero negro, que los bandoleros asaltaban por un estrecho camino que salía de Monterrey y llevaba al ejido de La Estanzuela, para después llegar a la Villa de Santiago.


Atentos los poco más de mil espectadores, escuchaban como el líder de la banda asaltó a un joven matrimonio, que en una destartalada carreta llevaba a su pequeña hija a enterrar. Al pequeño le arrebató una pequeña cadena de oro.


"Más noche, el líder ya tomado le quitó las lagañas a su perra negra quesque para ver si cierto que vería a los muertos. Cuál sería su sorpresa, que la pequeña niña regresaría pidiéndole su cadenita de oro", contó la fundadora de Tejedoras de Imágenes ante los expectantes visitantes.

Mientras que los vivos siguieron de fiesta, las leyendas sobre los aparecidos en el canal de Santa Lucía seguían contándose.



Fiesta

El Consejo para el Desarrollo Turístico celebró la tercera edición de la Noche de Leyendas.


Macroplaza

A diferencia de otros años, que se organizaba en el Barrio Antiguo, ahora se hizo en el Parque Hundido.


Folclor

Se pudieron escuchar leyendas de bandoleros, ver ofrendas a nuevoleoneses ilustres y escuchar música.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.