• Regístrate
Estás leyendo: Queretanos usan bioimpresora para regenerar cartílagos
Comparte esta noticia
Domingo , 22.07.2018 / 09:44 Hoy

Queretanos usan bioimpresora para regenerar cartílagos

Fabrican piezas 3D hechas de materiales biodegradables y las enriquecen con células madre del paciente, lo que propicia la restauración del tejido.

Publicidad
Publicidad

Blanca Valadez

El Centro de Medicina Regenerativa y Terapia Celular, en Querétaro, combina la biotecnología de células madre con una Bioimpresora 3D que permiten reconstruir el cartílago afectado por osteoartritis que, en México, afecta a más de 10 millones de personas, según datos del Inegi.

José Luis Carrillo Gamboa, especialista en ortopedia y traumatología en el Centro de Medicina Regenerativa y Terapia Celular, explicó que en el país hay 79.5 millones de consultas médicas por enfermedades reumáticas y dolor en rodillas, brazos, hombros, manos y cadera. Entre 10 y 12 por ciento corresponden a pacientes con osteoartritis y “son las mujeres mayores de 40 años las que presentan con mayor frecuencia la enfermedad que, además de dolor, causa discapacidades permanentes”, detalló.

El aparato

La bioimpresión 3D, abundó Carrillo Gamboa, se encarga de diseñar una pieza conforme a las medidas de cada paciente, ya sea de cadera, hombro o rodillas.

“Es una nueva alternativa para reparar e inducir la formación de cartílago a través de materiales biodegradables enriquecidos con células madre que son extraídas de la misma persona”, comentó el experto.

De acuerdo con el experto, la técnica permitió construir el primer Centro de Medicina Regenerativa del país con acceso a este tratamiento que tiene las ventajas de requerir una inversión menor en comparación con métodos tradicionales y de que los resultados son más benéficos.

“Aplicar los tratamientos de manera ética, profesional y al alcance de los pacientes con osteoartritis y osteoporosis evita que la enfermedad llegue a grados limitantes o incapacitantes a lo largo de la vida”, aseguró Carrillo Gamboa. “Se puede aplicar a niños, pero sobre todo a los adultos mayores en los que los efectos de la enfermedad generan un verdadero desastre en hueso y articulaciones”, agregó.

El especialista detalló que “cuando la enfermedad no es tratada a tiempo, el problema causa una afección a los cartílagos, huesos y ligamentos del paciente, especialmente en las rodillas, pero con la fusión de células madres y la bioimpresión 3D ayudamos a la reconstrucción de esos espacios en los cartílagos, por tanto, este invento, nos da la oportunidad de generar una vida digna y sin dolor para el paciente”.

Carrillo Gamboa subrayó que el centro se rige por la normatividad internacional de ética y bioética. “Aplicamos tratamientos autorizados por la Administración Federal de Drogas de Estados Unidos (FDA), la Administración Europea de Medicamentos (EMA) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de México”.

Menos cirugías

La terapia, refirió, disminuye el número de cirugías de rodilla, cadera, hombro y columna, entre otras, realizadas con métodos más complejos y que en ocasiones son invasivas. Adicionalmente, reduce la posibilidad de usar prótesis.

El experto aclaró: “No es que las cirugías sean malas, en muchos casos deben ser realizadas”; sin embargo, “lo que se debe considerar es la posibilidad de un tratamiento previo con biotecnología de células madre e implantes diseñados de manera personalizada. La inversión es menor y hay alta posibilidad de recuperarse de lesiones previas”.

Entre los casos de éxito mencionó el de una mujer de 62 años con antecedentes de hipertensión arterial y cirugía con mala recuperación en el hombro derecho. Cuando llegó al centro, recordó, “presentaba necrosis vascular y osteoporosis, por lo que después de un año de control de sus padecimientos se le aplicaron dos dosis de células madre. En la actualidad no toma medicamento para el dolor ni antiinflamatorio, solo tabletas de calcio, vitamina D y una dosis única de ácido zoledrónico para la correcta movilidad”, detalló.

En otro caso, un sujeto de 52 años con falla renal e hipertensión controlada presentaba intenso dolor de cadera. Le aplicaron dos dosis de células madre y su dolor disminuyó hasta desaparecer. “Ahora puede caminar distancias largas”, afirmó Carillo Gamboa, quien recibirá un doctorado Honoris Causa el 23 de febrero en la Cámara de Diputados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.