• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué puedes hacer si odias tu anillo de compromiso?
Comparte esta noticia

¿Qué puedes hacer si odias tu anillo de compromiso?

El anillo de compromiso es el símbolo del amor entre tu ser amado y tú, pero si no es el diseño que esperabas, estas son las cosas que puedes hacer.

 

Publicidad
Publicidad

Seguro has imaginado alguna vez cómo será cuando te pida matrimonio: la atmósfera, la sorpresa, las emociones, y por supuesto, el anillo. Hace algunos días, MIley Cyrus confesó que casi no usa su anillo de compromiso porque no va con el resto de su joyería de fantasía y su forma de vestir, por lo que su actual esposo Liam Hemsworth le regaló en su cumpleaños un colorido colgante más a su estilo, pero que también representa su unión.

TE RECOMENDAMOS: Accesorios de moda que te ayudarán a defenderte

Si te pasó igual que a Miley o de plano estás comenzando a odiar a tu anillo de compromiso estos consejos te pueden ayudar.

1. Cálmate y deja reposar tus emociones: Considera que tu pareja lo eligió como símbolo de su amor y unión, así que debes considerar sus sentimientos también.

2. Aprecia las partes buenas del diseño: Úsalo algunos días, tal vez te sientas rara al inicio, pero después es posible que comience a gustarte. Dale un poco de tiempo.

3. Si no has podido acostumbrarte: Si de plano no te acostumbras a tu anillo de compromiso, platícalo con tu pareja y consideren hacerle algunos ajustes; puedes agregarle más piedras o quitarlas y hacer otra pieza de joyería con ellas. Pueden elegir juntos todos los cambios.

Pero si de verdad, pasado un tiempo, realmente odias a tu anillo de compromiso, no hay nada como ser clara y expresar tus razones; sé considerada con los sentimientos de tu pareja y explícale porqué quieres cambiar el modelo. Cuando hay amor y buena comunicación las cosas salen bien.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.