• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué hacer ante un berrinche de tus hijos?
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 20:04 Hoy

¿Qué hacer ante un berrinche de tus hijos?

Las rabietas no son solo para conseguir un dulce, aprende a escuchar a tus hijos, puede que ese berrinche sea una súplica por tu atención.
Publicidad
Publicidad

Cuando eres madre te das cuenta que no todo es color de rosa, los niños no son tan adorables y pueden llegar a ser una pesadilla si se lo proponen, sobre todo cuando hacen una rabieta que lleva a sus padres al límite, pero ojo, los niños no buscan "llamar tu atención para ser castigados" como popularmente se dice, lo que pide es comprensión.

Primero debes entender que si tu hijo es berrinchudo es gracias a que haz reforzado ese comportamiento negativo, ya que cuando él hace una rabieta tú le otorgas tu atención, quizá todo sea una comunicación negativa de ambas partes pero al fin termina siendo tiempo que le dedicas.

TE RECOMENDAMOS: Cómo lograr que tu hijo duerma solo

La solución tampoco es ignorarlo, la clave es conectar con él emocionalmente, primero acepta que tu hijo está sufriendo, tiene sentimientos que aún no sabe expresar, por eso hace un berrinche.

Deja que se calme contigo ahí, y luego habla con él como si fuera una persona adulta, los niños entienden más de lo que crees, sé razonable e intenta que exprese lo que siente y luego explica la solución a lo que siente, concluye el por qué está mal su comportamiento y dale las opciones que puede tomar la siguiente vez que se sienta de esa forma.

Pero si la raíz de la rabieta es por negarle una petición deberás darle una explicación breve (no tengo dinero para eso, por ejemplo) y un rotundo no; el mensaje que debes dar es "entiendo tu dolor pero por razones lógicas no puedo darte lo que quieres".

Se más inteligente y no dejes que el coraje, enojo o frustración también te invada a ti.



JCH

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.