• Regístrate
Estás leyendo: Obesidad y diabetes, una costosa epidemia global
Comparte esta noticia

Obesidad y diabetes, una costosa epidemia global

La Organización Mundial de la Salud advierte del aumento exponencial de casos en el mundo; México es uno de los principales afectados.


Publicidad
Publicidad

Graciela inicia todas sus mañanas con la misma rutina de desayuno: Un cereal alto en fibra, una fruta y alguna proteína. En total, hace cinco comidas al día y realiza actividad física de manera regular (va al gimnasio tres o cuatro veces por semana).

Sus hábitos han mejorado en los últimos 10 años. Paradójicamente, fue una enfermedad la que la orilló a llevar la vida saludable que antes no se procuró. A sus 45 años, Graciela es uno de los 10 millones de mexicanos que padecen diabetes, una de las mayores preocupaciones para la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Federación Internacional de Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) estima que en el mundo hay 387 millones de personas que padecen esta enfermedad, una prevalencia de 8.3 por ciento y un preocupante 46.3 por ciento de enfermos no diagnosticados, pues los síntomas pueden tardar años en manifestarse.

El mayor índice de esta enfermedad se da en la región de América del Norte y el Caribe (de las cinco en que la IDF divide al mundo), con una prevalencia de 11.4 por ciento y 39 millones de pacientes. Nuestro país tiene una prevalencia de 11.9 por ciento, con más de 68mil muertes solo en 2014.

Se estima que más de 10 millones de personas padecen esta enfermedad en México, y la Academia Nacional de Medicina calcula una cifra igual de enfermos no han sido diagnosticados.

En 2013, el gobierno federal lanzó la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, que busca mejorar los hábitos alimenticios, incrementar la actividad física y elevar la calidad de vida de quienes ya sufren el padecimiento.

Problema en México

La OMS define la diabetes como una enfermedad crónica en la que el páncreas no produce suficiente insulina, hormona que regula el azúcar en la sangre, lo que a la larga daña otros órganos y sistemas, como los vasos sanguíneos.

Asimismo, distingue tres tipos de diabetes: tipo 1, que se caracteriza por una producción deficiente de insulina y de la que se desconocen aún las causas, por lo que no se puede prevenir. La diabetes de tipo 2 se debe a una utilización ineficaz de la insulina, generalmente por un excesivo peso corporal y la inactividad física.

En tanto, la diabetes gestacional aparece durante el embarazo y provoca niveles que, a pesar de ser mayores a los normales, son menores a los de un diagnóstico de diabetes, pero pueden causar complicaciones durante el embarazo y el parto y provocar diabetes de tipo 2 en el futuro.

El 14 de noviembre, el mundo celebra el Día Internacional de la Lucha contra la Diabetes, enfermedad contra la cual la conciencia y la prevención son el arma principal.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.