• Regístrate
Estás leyendo: Mujer 'contagia' de cáncer a 4 pacientes al donar órganos
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 23:31 Hoy

Mujer 'contagia' de cáncer a 4 pacientes al donar órganos

En un caso calificado como 'extraordinario', una mujer que padecía cáncer de mama 'contagió' de la enfermedad a cuatro pacientes que recibieron sus órganos.
Publicidad
Publicidad

Es un hecho conocido que, en ocasiones, los trasplantes de órganos pueden transmitir enfermedades infecciosas de los donantes a los receptores; pero es aún más raro que los trasplantes pueden transmitir cáncer, como muestra un nuevo caso.

En lo que se describe como un "caso extraordinario", cuatro personas en Europa desarrollaron cáncer de mama luego de recibir órganos del mismo donante, según un nuevo informe.

Tres de los pacientes murieron a causa del cáncer, lo que subraya las "consecuencias a menudo fatales del cáncer de mama derivado del donante", escribieron los autores en su informe, publicado en la edición de julio de 'American Journal of Transplantation'. 

La donante de órganos murió de un accidente cerebrovascular en 2007, no tenía condiciones médicas conocidas que impidieran la donación de órganos, y diversos exámenes no mostraron signos de cáncer. Así, los médicos trasplantaron sus riñones, pulmones, hígado y corazón a cuatro distintos receptores del mismo donante

El paciente de trasplante de corazón murió de causas no relacionadas poco después del trasplante. Dieciséis meses después, la mujer que recibió el trasplante de pulmón se enfermó y se descubrió que tenía cáncer en los ganglios linfáticos del pecho; un análisis de las células cancerosas reveló que en realidad eran células de cáncer de mama, y ​​el ADN en las células cancerosas mostró que estas células procedían del donante de órganos. El cáncer del receptor del pulmón se diseminó y murió alrededor de un año después del diagnóstico de cáncer.

En ese momento, los otros tres pacientes vivos que habían recibido las donaciones fueron notificados. Los médicos les dijeron que el receptor del pulmón había muerto de cáncer de mama vinculado a su trasplante. Estos pacientes se sometieron a pruebas de cáncer, que inicialmente fueron negativas.

Pero en 2011, se descubrió que el paciente con trasplante de hígado tenía células de cáncer de mama en el hígado. La paciente no quiso someterse a otro trasplante de hígado, porque temía posibles complicaciones. Un tratamiento de radiación para el cáncer fue útil inicialmente, pero el cáncer regresó más tarde, y ese paciente murió en 2014.

La paciente que recibió el riñón izquierdo también fue diagnosticada más tarde con cáncer de mama en 2013, seis años después del trasplante. El cáncer ya se había diseminado a muchos otros órganos, y el paciente falleció dos meses después.

Finalmente, un hombre de 32 años que recibió el riñón derecho también fue diagnosticado con células de cáncer en su riñón trasplantado en 2011. Los médicos pudieron extirpar el riñón y el paciente dejó de tomar medicamentos para suprimir su sistema inmunológico; también se sometió a quimioterapia. El tratamiento fue exitoso, y el hombre todavía estaba libre de cáncer 10 años después de la cirugía de trasplante.


Transmitir el cáncer a través de un trasplante de órgano es 'un evento muy, muy poco común', dijo el Dr. Lewis Teperman, director de trasplantes de órganos en Northwell Health en New Hyde Park, Nueva York, que no participó en el caso.

"La donación de órganos es increíblemente segura", dijo Teperman al portal científico Live Science. Eso se debe a que los donantes de órganos se someten a pruebas de detección rigurosas, que incluyen antecedentes familiares de enfermedades como el cáncer y a múltiples exámenes de laboratorio. En este caso, el donante de 53 años se sometió a un examen físico, además de una ecografía del abdomen y del corazón, una radiografía de tórax y un examen de las vías respiratorias.

En este caso actual, la paciente tenía un cáncer de mama no detectado. El donante pudo haber tenido 'micro metástasis' o grupos de células cancerígenas que se diseminaron desde el sitio original del cáncer, pero son demasiado pequeñas para ser detectadas con exámenes de detección o imágenes, según el informe.

También es más fácil que esas células cancerosas crezcan en pacientes trasplantados, porque los pacientes toman medicamentos para suprimir su sistema inmunológico. Estas drogas son necesarias para que los cuerpos de los pacientes no rechacen el nuevo órgano, pero cualquier célula cancerosa extranjera "tampoco sería rechazada", dijo Teperman.

El informe concluye que la baja tasa de transmisión del cáncer a partir del trasplante "implica que las prácticas actuales de detección de cáncer por tumores malignos son efectivas". Si el cáncer pasa de un donante a un receptor, los médicos deberían considerar la posibilidad de extirpar los trasplantes de todos los demás pacientes que recibieron órganos de ese donante, escribieron los investigadores.

* Con información de Live Science.

FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.