• Regístrate
Estás leyendo: Microbiota: microorganismos que protegen tu salud
Comparte esta noticia

Microbiota: microorganismos que protegen tu salud

Primero Su Salud

Actualmente se profundiza el estudio de estas colonias de ‘bacterias buenas’ y su relación con obesidad, diabetes, cáncer colorrectal, problemas intestinales e incluso trastornos neurológicos
Publicidad
Publicidad

La microbiota es un ecosistema de microorganismos, sobre todo bacterias, que viven en la piel y mucosas del cuerpo humano, cumpliendo varias tareas que, según el caso, van desde ayudar a una buena digestión hasta evitar que otros microbios patógenos colonicen nuestro organismo y nos generen enfermedad.

“La microbiota que más se ha estudiado y que tiene mayor importancia es la intestinal. Tenemos 100 millones de microorganismos en el intestino y tiene que haber un equilibrio entre lo que se llama hospedador –el ser humano- y las bacterias con las cuales convive simbióticamente… cuando se rompe este equilibrio, se perturba esta microbiota y hay alteraciones”, explicó la doctora Solange Heller, presidenta del Comité Científico en México de la Biocodex Microbiota Foundation.

A esta microbiota se le ha llamado flora intestinal, erróneamente pues no son plantas, sino microorganismos que protegen la salud. Particularmente en los últimos años los estudios de la microbiota han crecido en forma exponencial. “Hay varios campos de investigación, ya hay guías internacionales, diversos consensos de acuerdo a las evidencias y a la literatura médica”, indicó la doctora Heller en entrevista con este medio.

Entre decenas de estudios, hoy día están en curso protocolos de investigación en Guadalajara, Ciudad de México, Monterrey y otras ciudades del norte del país, en los que participan médicos, biólogos y biotecnólogos, etcétera.

CÓMO SE FORMA

Dentro del vientre materno, el feto vive en un medio aséptico. Su primer contacto con bacterias es a través del tracto genital de la madre, donde puede adquirir alguna infección, pero también ‘bacterias buenas’, sus primeros huéspedes que se llevará en la piel y luego al interior de su organismo. “Las cesáreas pueden predisponer para varios problemas, pues el bebé directamente es extraído del útero al medio externo y no tiene contacto con la microbiota de la vía vaginal”, explicó.


(Actualmente se profundiza el estudio de estas colonias)

La especialista en gastroenterología pediátrica dijo que la leche materna favorece desarrollar una mejor microbiota, la cual es diferente al principio de la vida. “Entre los tres y los cuatro años de edad, el niño ya tiene su microbiota definitiva y ésta es más o menos estable hasta el final de la vida… Después de los 70, 80 años, esa microbiota disminuye y cambia: No es tan funcional como antes”.

Asimismo, durante el transcurso de la vida hay momentos en que se encuentra sana, y otros donde se rompe ese estado de armonía. La microbiota se altera de manera muy importante cuando hay enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa con diarrea y/o sangrado.

El uso de antibióticos en niños y adultos por más de diez días, también afecta la microbiota, es por eso que actualmente se recomienda el consumo de los llamados probióticos (bacterias ‘buenas’ y levaduras), que pueden prescribirse al mismo tiempo que el antibiótico, o bien al finalizar el tratamiento. En todo caso, el objetivo es evitar complicaciones por la alteración a este ecosistema, la cual se manifiesta con diarrea provocada por estos fármacos.

Actualmente hay en el mercado muchos probióticos, desde productos comerciales, agregados a fórmulas lácteas o alimentos infantiles hasta productos de farmacia liofilizados. “Algunos más documentados, otros no tanto”, admitió la entrevistada, tras señalar que tener una microbiota intestinal sana comienza con mejorar la alimentación diaria: En los adultos, un elevado consumo de frutas y verduras frescas (fibra) y un bajo consumo de alimentos industrializados y grasas animales propicia su óptimo funcionamiento.

Heller, actualmente consejera de la Sociedad Norteamericana para la Gastroenterología Pediátrica y Nutrición, mencionó que el desequilibrio de la microbiota intestinal se relaciona con la obesidad.

CONVOCAN A INVESTIGACIÓN

Por primera vez en México, la Biocodex Microbiota Foundation abrió su convocatoria de investigación 2018, para apoyar proyectos que permitan ampliar el conocimiento en torno a la microbiota intestinal y su relación con obesidad, diabetes, cáncer e incluso trastornos neurológicos.

El organismo otorgará un financiamiento de 25 mil euros al proyecto ganador para desarrollar investigación básica y clínica acerca de la microbiota en áreas como gastroenterología, medicina interna, pediatría, gastroenterología pediátrica, infectología, microbiología y biotecnología.

Solange Heller señaló que “hay todavía mucho por explorar… a fin de capitalizar al máximo las pistas esperanzadoras que existen a propósito de la microbiota y su relación con algunas de las enfermedades que afectan a los mexicanos, como la obesidad, la diabetes, las enfermedades inflamatorias intestinales o el cáncer colorrectal”.

En la selección de proyectos participa un Comité Científico conformado por especialistas independientes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Bélgica, Canadá, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Marruecos, Polonia, Rusia, Turquía y Ucrania ya han participado de convocatorias similares.

La fecha límite para el registro de proyectos es el 30 de junio de 2018. La convocatoria está disponible en www.biocodexmicrobiotafoundation.com y también está habilitado el correo fundacionmx@biocodex.m

Claves

BACTERIAS QUE CUIDAN TU SALUD

MICROBIOTA

Es el ecosistema formado por bacterias, virus, hongos, levaduras y protozoos que viven alojados en diferentes partes de nuestro cuerpo, en una relación estrecha que protege la salud.

Bronquial

Se localiza en pulmones y bronquios. El tabaco, las infecciones virales y los antibióticos pueden afectarla, lo que podría favorecer la aparición de asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Cutánea

Alojada en toda la piel, funciona como barrera defensiva y reguladora del sistema inmune.

ORL

Se ubica en oído (Oto), nariz (Rino) y boca y garganta (Laringo). Está conformada por más de 700 especies de bacterias. Previene enfermedades como caries, infecciones del oído medio y en la faringe, respectivamente.

Urinaria

Menos variada y menos estudiada que las otras. Habita principalmente en la vejiga. Se investiga su relación con infecciones urinarias o patologías de la próstata.

Vaginal

Compuesta por más de 200 especies bacterianas, su composición y pH varían a lo largo de los años en función de los genes, el embarazo, la menopausia, actividad sexual e higiene íntima. Su papel es fundamental para evitar infecciones.

Intestinal

Presente en todo el tracto digestivo, pero concentrada mayormente en el intestino grueso, se conforma por unos 100 millones de bacterias.

LA MICROBIOTA INTESTINAL…

*Puede pesar entre uno y dos kilos

*Puede ser modificada en cuestión de días por dietas.

*95% de nuestras bacterias se localizan en el tracto gastrointestinal.

*Los microorganismos son entre 10 y 50 veces más pequeños que las células humanas.

*Según la alimentación, la microbiota cambia y puede facilitar la pérdida de peso.

Fuente: Biocodex Microbiota Foundation.


MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.