• Regístrate
Estás leyendo: La Tierra se “tambalea”por deshielo en los polos: NASA
Comparte esta noticia
Lunes , 12.11.2018 / 19:25 Hoy

La Tierra se “tambalea”por deshielo en los polos: NASA

En 120 sitios de la tundra ártica aparecen nuevas plantas, según el estudio más exhaustivo hecho hasta ahora por 130 biólogos de todo el mundo.
Publicidad
Publicidad

La rotación de la Tierra sobre su propio eje es ahora menos estable debido a “una sobrecarga lateral” al aumentar el deshielo de los polos, afirmó la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio estadunidense (NASA, por su sigla en inglés).

Debido al calentamiento global, causado en parte por la acción humana, la capa de hielo de Groenlandia se ha derretido en un peso equivalente a 7 mil 500 gigatoneladas —un gigatón equivale a mil millones de toneladas— que han ido a parar al océano, afectando la estabilidad de la rotación de la Tierra y haciéndola “tambalear”.

Según la investigación presentada por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por su sigla en inglés) de la NASA, el desplazamiento de esa masa es uno de los factores importantes que afectan la estabilidad de la rotación de la Tierra.

“Al desplazarse una masa que está a 45 grados con relación al Polo Norte —que es Groenlandia— o con relación al Polo Sur —como los glaciares de la Patagonia—, tendrá un impacto mayor en modificar el eje sobre el cual gira la Tierra”, señaló en un comunicado Eric Ivins, investigador del JPL y coautor del estudio.

El desplazamiento de las masas de hielo es uno de los tres factores que los investigadores señalan como causantes del giro más inestable y el desplazamiento del eje de rotación terrestre.

Otro tiene que ver con el “surgimiento” de las rocas en el área donde anteriormente existía una capa hielo y que ya no están bajo la presión de ese peso.

Según la NASA, una tercera causa presentada por los expertos es la denominada “convección del manto”, causada por los movimientos de las rocas fundidas que se encuentran a muy altas temperaturas en las profundidades del planeta.

Según el análisis, la capa que se encuentra entre el núcleo y la superficie (manto) puede sufrir variaciones con los movimientos de elevación o descenso de la roca incandescente, lo que genera también inestabilidad en su giro y modifica su eje.

Al analizar las mediciones realizadas durante el siglo XX, el JPL calculó que el eje de rotación de la Tierra se desplazó aproximadamente 10 centímetros por año, lo que a lo largo del siglo representó cerca de 10 metros.

PLANTAS EN LA TUNDRA

Hasta hace poco los pastos de bajo crecimiento y los arbustos enanos eran las únicas plantas capaces de sobrevivir a las duras condiciones climáticas de la tundra ártica. Ahora, un estudio internacional ha descubierto que nuevas especies de plantas más altas están colonizando estas regiones.

La investigación publicada en Nature ha sido liderada por científicos del Centro de Biodiversidad e Investigación del Clima Senckenberg y del Centro para la Investigación Integral de la Biodiversidad, ambos en Alemania, y realizada por 130 biólogos de todo el mundo.

Se trata del estudio de plantas más exhaustivo hecho hasta el momento, con información de 120 sitios de tundra de las regiones árticas de Alaska, Canadá, Islandia, Escandinavia y Siberia. El estudio confirma que las plantas más altas han llegado a todos estos puntos árticos y concluye que la “invasión” es consecuencia del calentamiento global.

“El aumento en la altura que hemos observado en la vegetación se ha registrado casi en todas las regiones”, señaló Anne Bjorkman, autora principal del artículo y quien en el momento de realizar el estudio también colaboraba para el Centro alemán para la Investigación Integral de la Biodiversidad, que pertenece a la Universidad de Edimburgo, y está en Reino Unido, así como para la Universidad de Aarhus, de Dinamarca.

El estudio ha analizado el aumento de temperaturas alcanzado en el Ártico en los últimos 30 años y destacó que esta región ha registrado aumentos de un grado centígrado en verano así como 1.5 grados en invierno, una de las tasas de aumento más rápidas del planeta.

El trabajo advierte además de que la subida de temperaturas no solo ha aumentado el tamaño de las plantas, sino que también ha modificado la comunidad de éstas.

“Si las plantas más altas continúan expandiéndose al ritmo que llevan hasta ahora, la altura puede aumentar desde 20 a 60 por ciento para finales de siglo”, puntualizó Bjorkman.

Sin embargo, sorprendentemente, esta “invasión” de especies más altas no está provocando una disminución en otras más bajas, sino que ambas están “conviviendo”, declaró Josep Peñuelas, investigador del español Consejo Superior de Investigaciones Científicas y coautor del trabajo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.