• Regístrate
Estás leyendo: En la costa, 72% de agua de ríos es para reserva ecológica
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 08:59 Hoy

En la costa, 72% de agua de ríos es para reserva ecológica

Los usos agropecuario y turístico buscan caudales por casi dos mil 500 millones de m³, pero un volumen mayor es reserva.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

El cambio de estatus del agua superficial en la costa de Jalisco pondrá disponibles para diversos usos económicos privados o públicos, 2,474 millones de metros cúbicos de 17 cuencas (algunas se comparten con Nayarit y una con Colima), pero mete a reserva ecológica 6,164 millones de m³ y designa apenas 12 millones de m³ a reserva de agua urbana.

De este modo, los dos decretos presidenciales publicados el 6 de junio de 2018 en el Diario Oficial de la Federación, correspondientes a las cuencas de la costa de Jalisco (el primero abarca del río Ipala, en Cabo Corrientes, al norte, al Marabasco, en Cihuatlán, al sur; el segundo, la cuenca del río Ameca, que nace en el bosque La Primavera y desemboca al norte de Puerto Vallarta)señala una disponibilidad total de 8,648.7 millones de m³ en toda esa región, de la que reserva como caudal ambiental 72 por ciento, y entrega a otros usos 28 por ciento. Esto es información contenida en los citados decretos de levantamiento de vedas.

¿Qué sectores económicos pueden ser beneficiados con la eliminación de las vedas? Se trata de una región dividida entre dos grandes grupos de actividad: el agropecuario por un lado, el turístico por el otro. Mientras las vedas no afectaban al uso agropecuario, si generaban problemas a los prestadores de servicios turísticos de algunas de las cuencas. Es decir, la reapertura al mercado de las concesiones tenderá a ser presionada para los usos en desarrollos turísticos. Esto corre paralelo al relanzamiento de la llama Costalegre, desde el gobierno de Emilio González Márquez, y que los operadores políticos del candidato triunfador de la elección a gobernador, Enrique Alfaro Ramírez, ya impulsan para la región de Cihuatlán, Chamela y Cabo Corrientes, sin olvidar el enorme peso de Puerto Vallarta y su creciente precariedad ambiental por el desarrollo urbano desordenado.

El investigador Luis Martínez Rivera, de la UdeG, participante en el trabajo técnico sobre la reserva ecológica de agua en la costa de Jalisco, no puede evitar ver en el levantamiento de vedas justamente esta “dedicatoria” al poderoso sector turístico.

“Se hizo un buen trabajo, participó la UNAM, nosotros y más instituciones; quedó un buen volumen, dejamos en el río San Nicolás casi 70 por ciento de agua como reservada, y tam,bién en Cuitzmala, porque abajo tenemos los sitios Ramsar Chalacatepec, Chamela-Cuixmala, La Manzanilla; el Purificación tiene más presión, quedo más o menos, con 40 por ciento del total del agua para caudal ecológico […] pero va a quedar en buena intención; de hecho el Purificación ya lo secan en los meses de sequía, le sacan toda el agua en una zona entre Casimiro Castillo y La Huerta, le meten un montón de bombas, y le quitan toda el agua, y la Comisión Nacional del Agua no lo vigila”, señala en entrevista con MILENIO JALISCO.

Estos tres ríos, que son el corazón del litoral de Jalisco, reúnen en conjunto una disponibilidad superior a 1,200 millones de m³, de los que se estableció una reserva ecológica de 694 millones de m³, es decir, aproximadamente 58 por ciento es caudal ecológico.

“La Conagua no tiene el control, pero sí va a facilitar concesiones de agua a grandes volúmenes, o que construyan presas para almacenar agua, para poderlo utilizar en otros sistema de riego, por ejemplo; recuerdo otro decreto, el del río San Pedro Mezquitán, en Nayarit, para favorecer al proyecto hidroeléctrico de Las Cruces; hubo un choque con los coras y los huicholes porque les inundaba sitios sagrados, pero también hay un problema por el hecho de quitar las crecientes cuando pones una presa, que lo paga la zona de Marismas Nacionales; que le dejes el caudal ecológico no es igual, porque no es una creciente, no trae sedimentos, y no alcanza a llegar para inundar las zonas y generar los ciclos de vida necesarios. Pasa igual con lo que tenemos arriesgado en la costa de Jalisco”, añade el investigador del Centro Universitario de la Costa Sur.

- ¿Los hoteleros pueden ampararse en el uso público urbano para obtener más agua?
- Probablemente sí, aunque es una reserva pequeña, el crecimiento en esas zonas es muy bajo en términos poblacionales […] al no estar en los centros urbanos, se tendría que manejar como un uso de servicios; por ejemplo, con todo el desarrollo que se pretende hacer en Chalacatepec, ahí tendría que venir del río San Nicolás, pero lo que parece que van a hacer son unas estaciones de bombeo, pegadas a los ríos, que también es algo que no está regulado; dicen que compraron concesiones de pozos, de agua subterránea, pero se pone a una distancia de diez metros de la zona federal del río: lo que hacen realmente es extraerle agua al río, por abajo…

El científico destaca que el modelo del agua en México está agotado: en la cuenca no se puede analizar por separado, el agua superficial y subterránea, pues se ha demostrado su relación esencial: muchos ríos en zonas secan fluyen todo el año… por el agua del subsuelo, caso de las montañas de la Sierra Madre del Sur, que proveen a la costa de Jalisco.
Lo cierto es que en la región no se tienen los niveles de reserva de un río como el Usumacinta, que es de 97 por ciento, pero tampoco es el caso denunciado por los activistas, de solo 30 por ciento. La disputa por el agua enfrentará a activistas y sectores económicos en los siguientes meses, con pronóstico reservado: el gobierno federal ha anunciado que no otorgará concesiones en lo que resta de este gobierno, hasta el 30 de noviembre de 2018.

Claves

Los datos del decreto región Costa de Jalisco


Río Ipala, con 115.2 millones de m³ de disponibilidad, de las que 62.6 millones de m³ van a uso ambiental o caudal ecológico (54.3% de reserva ecológica)

Río Tomatlán A, con 576.4 millones de m³ de disponibilidad y 180.7 millones de m³ de caudal ecológico (31.3% de reserva ecológica)

Río Tomatlán B, con 782.4 millones de m³ y 496.9 millones de m³ de caudal ecológico (63.5% de reserva ecológica)

Río San Nicolás A, con 472.6 millones de m³ de disponibilidad y 316.7 millones de m³ de caudal ecológico (67% de reserva ecológica)

Río San Nicolás B, con 46.9 millones de m³ de disponibilidad y 39 millones de m³ de caudal ecológico (83.1% de reserva ecológica)

Río Cuitzmala, con 229.8 millones de m³ de disponibilidad y 153 millones de m³ de caudal ecológico (66.6% de reserva ecológica)

Río Purificación, con 458.3 millones de m³ de disponibilidad y 186.8 millones de m³ de caudal ecológico (41% de reserva ecológica)

Río Marabasco A, con 436.6 millones de m³ de disponibilidad y 269.8 millones de m³ de caudal ecológico (62% de reserva ecológica)

Totales: 3,318.2 millones de m³ de disponibilidad, de los cuales 1,705 millones de m³ se van a caudal ecológico (51.4% reservado)

Fuente: decreto presidencial por el que se suprimen las zonas de veda vigentes en las cuencas hidrológicas Río Ipala, Río Tomatlán A, Río Tomatlán B, Río San Nicolás A, Río San Nicolás B, Río Cuitzmala, Río Purificación y Río Marabasco A, pertenecientes a la Región Hidrológica Número 15 Costa de Jalisco y se establece zona de reserva parcial de aguas nacionales superficiales para uso ambiental o conservación ecológica, DOF, 6 de junio de 2018

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.