• Regístrate
Estás leyendo: Luna de sangre y Marte se alían en espectáculo
Comparte esta noticia

Luna de sangre y Marte se alían en espectáculo

El planeta puede ser avistado a simple vista con la mayor claridad de los últimos 15 años; se encuentra 57 millones de kilómetros, casi la mitad de la distancia al que habitualmente está de la Tierra.
Publicidad
Publicidad

El eclipse lunar más largo del siglo XXI tiñó de rojo al satélite natural, mientras que Marte brillará con todo su esplendor y ya puede ser avistado por el ojo humano con la mayor claridad en los últimos 15 años desde anoche, debido a que las órbitas de ambos planetas han hecho que se encuentren en el punto más cercano, explicó a el científico de la NASA Gerónimo Villanueva.

“Marte se acerca a la Tierra cada dos años, pero, en este momento, por su órbita se acercará mucho más que otras veces y lo podremos ver muy brillante y más grande de lo habitual”, dijo Villanueva, astrónomo de argentino quien trabaja en el Centro Espacial Goddard de la NASA.

De acuerdo a los cálculos de los expertos, Marte estará a unos 57.6 millones de kilómetros el martes 31 de julio, comparado con los 100 millones de kilómetros que está en otras fechas del calendario; sin embargo, la gente ya puede ver a partir de la medianoche de ayer, y desde cualquier punto del mundo, este evento.

“Para ello, deberán alzar su mirada hacia la Luna y, a su derecha, podrán encontrar un punto rojo anaranjado más brillante de lo normal —Marte— y, a su lado, otro planeta: Saturno”, detalló el científico planetario.

Este fenómeno astronómico, que se dará otra vez en 2033, ocurre por unas circunstancias “relativamente simples”, según Villanueva.

La Tierra da una vuelta al Sol cada año (terrestre) y Marte cada dos, por lo que ambos planetas se alinean y están más próximos que habitualmente; sin embargo, la órbita de Marte es “muy excéntrica”, es decir, hay momentos en los que está más lejos del Sol y otros más cerca, en comparación a la variación de la Tierra.

Así, la órbita del planeta rojo, una de las más irregulares del Sistema Solar y la de la Tierra se alinean respecto al Sol de una manera sincronizada cada 15 años.

UNA HORA Y 43 MINUTOS

Especialistas del Instituto de Astronomía de la UNAM se sumaron a la transmisión en vivo del eclipse total de Luna, que se proyectó desde Namibia en el Auditorio Paris Pishmish de la universidad.

Informaron que, a pesar de que no pudo apreciarse en México, fue un gran acontecimiento por tratarse del más largo del siglo XXI, con una duración de una hora con 43 minutos.

Los expertos de la UNAM detallaron que este año la Luna se torno rojiza y explicaron que ocurre por la incidencia de la luz del Sol que atraviesa la atmósfera y debido al polvo que ésta contiene, cuando no tienen demasiado se puede ver grisácea, lo que es poco frecuente.

Por otro lado, varias agencias de noticias destacaron que el eclipse de Luna más largo del siglo “inundó” las redes sociales en Europa, donde millones de personas disfrutaron del fenómeno y trataron de captar la mejor fotografía o video del fenómeno.

Ya sea en familia desde casa o reunidos con amigos en plazas públicas y centros astronómicos donde se pudo hicieron observaciones grupales, los europeos tuvieron la oportunidad de observar el eclipse.

A través de Twitter, Facebook, Instagram y otras redes sociales, desde Portugal hasta Rusia, los testigos del fenómeno compartieron imágenes de la Luna teñida de color rojizo, llamada de manera coloquial como Luna de Sangre.

El espectáculo se vio total o parcialmente en medio mundo: África, Europa, Asia y Australia. Pero es en el este y el sur de África, Oriente Medio e India es donde mejor se apreció.

Y PARA CERRAR... LLUVIA DE ESTRELLAS

Para cerrar una semana llena de sucesos astronómicos, este 28 y 29 de julio hará su aparición en el firmamento la lluvia de estrellas Delta Acuáridas, relacionadas con el cometa 96p/Machholz.

Las llamadas lluvias de estrellas son en realidad meteoroides que ingresan a la atmósfera de la Tierra, los cuales debido a la resistencia del aire se calientan conforme ingresan y entonces lo que se observa es una estrella fugaz, detalló la NASA.

Dicha estrella no es la roca en sí misma, sino el aire caliente que brilla a medida que atraviesa la atmósfera.

Wilder Chicana Nuncebay, responsable del área de Astronomía y Ciencias del Espacio del Planetario Luis Enrique Erro de IPN, explicó en entrevista con Notimex que las lluvias de estrellas se dan cada año en el mismo mes porque la Tierra en su movimiento entorno al Sol pasa por la estela de material que dejó el cometa.

Estos eventos astronómicos reciben su nombre del lugar de donde vienen, en este caso las apreciables el 28 y 29 de julio, cuyos avistamientos serán de 20 cuerpos por hora, provienen de la estrella Delta, ubicada en la constelación de Acuario, de ahí que sean llamadas Delta Acuáridas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.