• Regístrate
Estás leyendo: La UNAM crea tratamientos baratos en Hospital General
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 23:42 Hoy

La UNAM crea tratamientos baratos en Hospital General

Los especialistas buscan mejorar la salud de los más vulnerables.

Publicidad
Publicidad

A fin de desarrollar tratamientos y dispositivos de bajo costo que ayuden a mejorar la salud de la población más vulnerable, la UNAM instaló la Unidad de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (Ccadet), en el Hospital General Manuel Gea González.

Los universitarios trabajan en un suplemento alimenticio de origen vegetal para pacientes sometidos a cirugía bariátrica, en un estimulador electrónico neuronal que ayude a atender problemas gástricos, así como en el desarrollo de trocares para cirugías laparoscópicas, cuyos componentes pueden ser reutilizables.

También diseñan un sistema para medir la presión en el esófago y estómago, y en uno de visión por computadora para analizar destrezas de médicos que realizan cirugías laparoscópicas.

Miguel Ángel Bañuelos, coordinador de la unidad, explicó que este centro constituye un puente de colaboración entre especialistas en ingeniería y física con médicos de alto nivel.

Este espacio se estableció a partir de un convenio firmado en 2015, y en abril de 2017 se iniciaron las labores con el apoyo del director del hospital, Octavio Sierra Martínez.

Las investigadoras María Soledad Córdova e Isadora Martínez Arellano están a cargo del suplemento alimenticio, elaborado con harinas de cereales y leguminosas. Martínez —quien cuenta con apoyo de las cátedras Conacyt— comentó que el proyecto ha implicado diseño de producto, procesamiento y pruebas de anaquel, sensoriales, de aceptación y tecnofuncionales.

Para los pacientes con obesidad mórbida y que no responden a tratamientos comunes, es importante tener acceso a los suplementos y que sean de bajo costo, pues actualmente pueden requerir hasta 2 mil pesos a la semana para adquirirlos.

“Después de varias pruebas ya tenemos un primer producto que puede ser sometido a un protocolo clínico”, expuso Córdova, doctora en Biotecnología.

Miguel Bañuelos agregó que desarrolla un neuroestimulador a partir de bioelectrónica.

El objetivo de ese aparato es ayudar a atender problemas gástricos y de estreñimiento crónico, los cuales además de generar fuertes dolores son un riesgo para la salud, pues no permiten a los pacientes liberar bacterias y toxinas que generan infecciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.