• Regístrate
Estás leyendo: Iván, joven con autismo y habilidades sorprendentes
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 13:59 Hoy

Iván, joven con autismo y habilidades sorprendentes

Cuando a su madre le informaron la posibilidad de interrumpir su embarazo decidió que no, a pesar de las complicaciones que enfrentó.

Publicidad
Publicidad

Blanca Valadez

Iván nació con autismo y deficiencia mental grave. Cuando le informaron a su madre, Laura, sobre la posibilidad de interrumpir el embarazo, decidió que no a pesar de las complicaciones que enfrentó con su esposo y del miedo de que se cumpla el pronóstico de los médicos, llegar a un máximo de 27 años debido a que son proclives a sufrir un infarto cerebro-vascular.

Cuando era bebé, Iván lloró día y noche durante dos años, sostuvo su cabeza hasta que tuvo tres, hasta los seis usó pañal y, luego de terapias aplicadas por sus padres, se puso de pie a los cuatro años. Desde entonces se dio a la tarea de acumular diversos objetos en grandes bolsas.

Destreza insospechada

Con el tiempo Iván sorprendió a familia, vecinos y médicos por las destrezas poco comunes que desarrolló. Marco, su padre, relató que una vez tomó una pila de la inmensa bolsa en la que Iván acumulaba más de mil para colocarla en el control de la televisión, pero cuando llegó su hijo de consulta médica comenzó a levantar esa bolsa una y otra vez, exigiendo su “pina”, como las llama.

Todos lo ignoraron. Pero Iván se dio a la tarea de vaciar la bolsa, acomodar todas las pilas por tamaño, inclusive las pequeñas de relojes, y comprobó que le hacía falta una tipo AA. Su padre optó por darle una pila inservible, pero el menor exigió la que pertenecía a su colección y su enojo fue tal, que Marco debió devolver la que tomó para calmarlo.

Marco relató que en otra ocasión se encontró con una figura perfecta de Mario Bros elaborada con plastilina; ante la incredulidad del padre, le pidió que hiciera otra. “La hizo en minutos, del mismo tamaño y forma, eran idénticas”, recordó el padre en el contexto del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo que se celebra hoy.

Al principio lo llevaron a una escuela pública; luego a una especial, pero lo expulsaron por vengarse de niños que lo maltrataban. Iván no sabe leer ni escribir, pero en la televisión o la tablet busca series por sus nombres. También ya pasó todos los mundos de Mario Bros, su personaje preferido.

Laura afirma que su hijo la “ha llenado de alegría a pesar de todos los pronósticos negativos de los médicos”. Actualmente Iván tiene 24 años y no deja de sorprender. Su mentalidad, refirió su madre, es la de un niño de 6 años, a pesar de que mide más de un metro 80 y tiene una fuerza inusual.

Las repeticiones y terapias de lenguaje colocándole una pluma en la boca han hecho que se comunique con ellos a través de las sílabas “Ma”, “Pa” y “No”. También aprendió a decir “Quiero esto” y “Fiona”, el nombre de su gata.

Al principio, señaló su madre, no soportaba el ruido de camiones, motocicletas o música, pero un día que lo dejó un momento solo lo sorprendió bailando y escuchando a todo volumen Billie Jean, de Michael Jackson, su cantante favorito.

Iván no mide el peligro, por lo que debe estar siempre acompañado. Tampoco interactúa, pero en fiestas familiares basta que señale que le gusta algo, como los carritos, para ordenarlos por color y tamaño; si alguien altera el orden o toca un juguete, se lo arrebata.

Ahora mantiene todos los días la misma rutina: se levanta a las siete de la mañana, se baña solo, tiende su cama y se pone a ver sus programas preferidos. “¿Cómo sabe la hora, el día y los canales?, lo ignoramos”, agregó Laura, tras referir que durante sus cumpleaños deben de cantar “Las Mañanitas” completas, porque de lo contrario hace que repitan la canción.

El padecimiento

El especialista Jay L. Hoecker, miembro emérito del Departamento de Medicina Pediátrica y Adolescente de Mayo Clinic, explicó que el trastorno del espectro autista está relacionado con el desarrollo del cerebro y afecta la manera en la que una persona percibe y socializa con otras, lo que causa problemas en la interacción y la comunicación. También comprende patrones de conducta restringidos y repetitivos.

Hoecker comentó que “existe un amplio abanico de síntomas y de gravedad. No existe cura, solo tratamientos. Comienza en los primeros años de la infancia con falta de contacto visual y de respuesta e indiferencia al ser llamado por su nombre. Son introvertidos o agresivos y pierden habilidades del lenguaje que habían adquirido”.

No obstante, algunos presentan signos de inteligencia entre normal y alta, aprenden rápido y muestran habilidades sorprendentes, como en el caso de Iván.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.