• Regístrate
Estás leyendo: Huracanes se han vuelto más lentos… y más destructivos
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 20:22 Hoy

Huracanes se han vuelto más lentos… y más destructivos

Según un estudio publicado en 'Nature', los huracanes tropicales son 10 por ciento más lentos y eso se refleja en la cantidad de agua que precipitan.
Publicidad
Publicidad

Los huracanes son cada vez más lentos, ya que han reducido su velocidad alrededor de 10 por ciento en los últimos 70 años en el mundo, una desaceleración que los hace potencialmente más dañinos, en particular para las áreas pobladas, de acuerdo con un estudio.

Según la investigación publicada por la revista Nature, los ciclones tropicales se mantienen en un área determinada durante periodos más largos, como el huracán Harvey que estuvo casi una semana en el este de Texas en agosto de 2017, y provocó más lluvia y daños que los fenómenos que pasan rápidamente.


Los investigadores no están seguros de por qué sucede esto, pero si la tendencia continúa, los futuros huracanes podrían ser aún más desastrosos. El estudio es el primero que ha analizado la velocidad de los huracanes a nivel mundial y encontró que se desplazaron a través del planeta aproximadamente un 10 por ciento más lento entre 1949 y 2016.

Las tormentas viajaron a más de 19 kilómetros por hora en promedio en 1949, en comparación con una velocidad promedio de unos 17 kilómetros por hora en 2016.

El efecto fue significativo sobre la tierra, con ciclones que afectaron a las regiones a lo largo del Pacífico Norte Occidental y que se desaceleraron en 30 por ciento, y alrededor de 20 por ciento sobre Australia y las masas de tierra en el Atlántico Norte o sus alrededores.


“Esa es una gran señal”, afirma el autor del estudio, James Kossin, científico del clima del Instituto Cooperativo de Estudios Meteorológicos por Satélite de la NOAA en Madison, Wisconsin.

Después de que los estudios sugirieron que los patrones de circulación atmosférica en los trópicos podrían estar desacelerándose como resultado del calentamiento global, Kossin se dispuso a ver si los huracanes, que son arrastrados por el viento, también frenan.

Debido a que las tormentas son cada vez más lentas, hay más tiempo para que llueva, por lo que Kossin señala que una reducción del 10 por ciento en la velocidad del huracán corresponde a un aumento de porcentaje igual en la cantidad de agua en un área determinada.


El efecto podría verse magnificado por un clima cálido, ya que las simulaciones globales recientes estiman un aumento de hasta 10 por ciento en la tasa de lluvia por grado Celsius de calentamiento, explica.

Los huracanes más lentos y con más lluvia causarían más inundaciones, y los vientos sostenidos también pueden suponer mayor riesgo de daños, derribando árboles, postes, techos o a inmuebles completos, indica David Nolan, científico de huracanes de la Universidad de Miami en Florida.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.