• Regístrate
Estás leyendo: Hospital General trata daños bucales de gente con trastorno mental
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 10:53 Hoy

Hospital General trata daños bucales de gente con trastorno mental

Emplean anestesia general para los procedimientos; los pacientes no pueden ser atendidos en consultorios particulares por su conducta ansiosa o agresiva.

Publicidad
Publicidad

El Hospital General de México (HGM) implementó un programa llamado Atención para personas con trastornos del neurodesarrollo, basado en administrar anestesia general a pacientes con problemas mentales que sufren patologías bucales como caries, infecciones, abscesos, gingivitis y dolor extremo, con el objetivo de poder efectuar tratamientos, cirugías y diversos procedimientos.

María Isabel Aguilar Espino, especialista en endoperiodoncia del Servicio de Estomatología, explicó que hasta la fecha han rehabilitado a 104 pacientes adultos de bajos recursos, los cuales no son atendidos por odontólogos tradicionales debido a que tienen síndrome de Down, trastornos de comunicación, déficit de atención, esquizofrenia, bipolaridad o demencia, lo que propicia que se vuelvan agresivos y estén ansiosos.

Los afectados por daños bucales padecen intenso dolor e imposibilidad para comer o tomar agua. “No podemos solucionar simplemente la emergencia o el dolor con medicamentos. Tenemos que actuar sobre el origen de las patologías. En una sola sesión estos pacientes quedan totalmente restablecidos”, explicó Enrique Hinojosa Cerbón, jefe del Servicio de Estomatología del HGM.

Difíciles de atender

“Estos pacientes a veces no pueden expresarse, se vuelven agresivos o no coordinan sus movimientos; entonces teníamos que darles una solución terapéutica. Ellos mismos refieren que por alguna u otra razón no los han atendido o han sido rechazados (en otras instituciones)”, indicó el experto.

Los procedimientos (endodoncia, intervención periodontal, extracción, cirugía bucal y maxilofacial o rehabilitación bucal) pueden salvar la vida de los pacientes atendidos, ya que, si la infección progresa, las bacterias se pueden diseminar y provocar daños en pulmones y corazón.

En conferencia de prensa los expertos presentaron dos casos de éxito en los que las personas con discapacidad mental accedieron a tecnología de punta. Entre ellos se encuentra Yovani González González, de 27 años, con retraso psicomotriz moderado y crisis convulsivas, quien ya está tranquilo y puede comer y beber sin problemas.

El 1 de septiembre de 2017 llegó al Servicio de Estomatología consciente, semiorientado, reactivo, poco cooperador y ansioso, con múltiples padecimientos bucales, infección y otros daños como afectación en ligamentos y huesos.

“La familia dijo que (Yovani) recibió atención dental en el Hospital Infantil hace 10 años, pero al acudir de nuevo no fue admitido por su edad, por lo que fue referido a consultorios particulares donde tampoco pudieron atenderlo. Finalmente llegó al Hospital General y con anestesia general le retiraron abscesos, piezas y restos radiculares que generan destrucción de la corona dental, así como caries, fracturas coronarias y placa bacteriana”, detallaron.

En una sesión

El procedimiento de rehabilitación bucodental, dijo Hinojosa Cerbón, consiste en reconstruir varias piezas, controlar la infección, hacer cirugías y todo lo necesario en una sola sesión, de tal modo que los pacientes se despiertan tranquilos, sin dolor y, lo más importante, curados completamente.

Otro caso de éxito es el de Claudia Amparo Osorio Ortiz, de 31 años, con retraso psicomotriz moderado e hipotiroidismo. La paciente fue diagnosticada con odontalgia del primer premolar superior derecho, acompañada de lesión periapical, infección y abscesos. Le quitaron las piezas lesionadas, erradicaron las caries múltiples, taparon con amalgama y resina fotocurable, eliminaron las bacterias localizadas encima de la encía y le otorgaron tratamiento de conductos del primer premolar superior derecho.

A la paciente se le reconstruyó una pieza para poder masticar. Luego de la intervención, que duró más de tres horas, despertó sin dolor.

“Empezamos con uno o dos pacientes en 2012, actualmente cerca de 19 a 20 pacientes acuden al servicio para ser entendidos bajo anestesia general. Además, se brinda un programa educativo a sus familiares para que mantengan los resultados, ya que son parte fundamental para el tratamiento posoperatorio”, concluyó Hinojosa Cerbón.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.