• Regístrate
Estás leyendo: Fumar menos, ¿realmente sirve de algo?
Comparte esta noticia

Fumar menos, ¿realmente sirve de algo?

Estudios médicos comprobaron que los beneficios en la salud pulmonar se obtienen solamente al renunciar al tabaco, y no por fumar menos cirgarrillos.
Publicidad
Publicidad

Las personas que dejan de fumar presentan menor riesgo de enfermedad pulmonar que quienes continúan fumando, pero a niveles bajos.

Esto reveló un estudio en el que los autores analizaron los datos recopilados durante 30 años de 3 mil 140 participantes en el estudio de 'Desarrollo de Riesgo de la Arteria Coronaria en Adultos Jóvenes' (CARDIA, por sus siglas en inglés).


Cuando se inscribieron, los participantes vivían en cuatro ciudades de Estados Unidos, y su edad promedio era de 25 años. Casi la mitad eran afroamericanos, y casi la mitad fumaba en algún momento en sus vidas. Los participantes se sometieron a una espirometría periódica para evaluar la función pulmonar y una tomografía computarizada de tórax 15, 20 y 25 años después de la inscripción.

En comparación con aquellos que nunca fumaron, los fumadores empedernidos estables experimentaron la mayor disminución en la función pulmonar, o la cantidad de aire que puede exhalarse por la fuerza en un segundo. Además, los fumadores empedernidos tenían 26 veces más probabilidades de desarrollar enfisema y casi ocho veces más probabilidades de desarrollar enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Los científicos también examinaron el riesgo de salud pulmonar entre los fumadores ligeros: aquellos que tienen un historial de tabaquismo de menos de 10 paquetes al año —menos de un cigarrillo al día—, los cuales a menudo se excluyen de los ensayos clínicos para la enfermedad pulmonar crónica.

El estudio comparó fumadores estables de baja tasa (los que fuman menos de 10 cigarrillos al día, en promedio) con fumadores que dejaron de fumar. Los que dejaron de fumar tuvieron un historial de tabaquismo de 9.8 paquetes por año. A pesar de haber fumado más cigarrillos, los fumadores que dejaron el hábito preservaron más función pulmonar y tuvieron un menor riesgo de desarrollar enfisema que los fumadores estables a tasas bajas.


"Nos sorprendió descubrir que aquellos que dejaron de fumar tenían un riesgo de enfermedad menor que el grupo que identificamos como fumadores estables de baja tasa, aunque aquellos que dejaron de fumar tuvieron una mayor exposición durante la vida a los cigarrillos", dice el doctor Mathew.

Así, el mensaje de estudio para los fumadores es claro: "No hay un umbral seguro para fumar en la salud pulmonar; reducir la cantidad puede ser un gran primer paso, pero dejarlo para siempre es la manera más efectiva de disminuir el riesgo de enfermedad pulmonar", concluyó Mathew.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.