• Regístrate
Estás leyendo: Extraños objetos desafían a enorme agujero negro en el centro de la Vía Láctea
Comparte esta noticia

Extraños objetos desafían a enorme agujero negro en el centro de la Vía Láctea

Astrónomos detectaron dos objetos muy cerca del agujero negro supermasivo del centro de nuestra galaxia, y aún no saben si son estrellas o nubes de polvo.
Publicidad
Publicidad

Varios objetos extraños en el centro de la galaxia están ocultando su verdadera identidad detrás de una cortina de humo; se ven como nubes de gas, pero se comportan como estrellas. "Estos objetos estelares compactos y polvorientos se mueven extremadamente rápido y cerca del agujero negro supermasivo de nuestra galaxia. Es fascinante verlos moverse de año en año", dijo Anna Ciurlo, becaria postdoctoral de UCLA.

En la reunión de la American Astronomical Society en Denver, un equipo de investigadores liderado por Ciurlo anunció sus resultados, que obtuvieron utilizando 12 años de datos tomados del observatorio W.M. Keck en Maunakea, Hawaii. "¿Cómo llegaron allí? ¿Y en qué se convertirán? Deben tener una historia interesante que contar", se pregunta la astrónoma.


Los investigadores hicieron su descubrimiento al obtener mediciones espectroscópicas de la dinámica de gas del centro galáctico utilizando el Espectrógrafo de Imágenes Infrarrojas con Supresión de OH del Observatorio Keck (OSIRIS).

Los astrónomos descubrieron por primera vez los denominados objetos G en el monstruoso agujero negro de la Vía Láctea hace más de una década; G1 se vio por primera vez en 2004, y G2 se descubrió en 2012. Se pensó que ambas eran nubes de gas hasta que hicieron su aproximación más cercana al agujero negro supermasivo. G1 y G2 de alguna manera lograron sobrevivir a la atracción gravitacional del agujero negro, que puede destruir las nubes de gas.

"Si fueran nubes de gas, G1 y G2 no habrían podido mantenerse intactos", dijo el profesor de astronomía de la UCLA, Mark Morris, co-investigador principal y miembro de la Iniciativa de Órbitas del Centro Galáctico de UCLA (GCOI). 

En GCOI se piensa que estos objetos G son el resultado de fusiones estelares, donde dos estrellas que se orbitan entre sí, conocidas como binarias, chocan entre sí debido a la influencia gravitatoria del agujero negro gigante. El objeto combinado que resulta de esta fusión violenta podría explicar de dónde vino el exceso de energía.


Fuentes de infrarrojos recientemente descubiertas detectaron lo que podrían ser objetos G: G3, G4 y G5, ya que comparten las características físicas de G1 y G2. El equipo continuará siguiendo el tamaño y la forma de las órbitas de los objetos G, lo que podría proporcionar pistas importantes sobre cómo se formaron.

Los astrónomos prestarán especial atención cuando estos polvorientos objetos estelares compactos se acerquen lo más posible al agujero negro supermasivo. Esto les permitirá seguir observando su comportamiento y ver si los objetos permanecen intactos al igual que G1 y G2, o convertirse en un aperitivo para el agujero negro supermasivo. Solo entonces revelarán su verdadera naturaleza.

"Tendremos que esperar algunas décadas para que esto suceda, unos 20 años para G3 y décadas más para G4 y G5", dijo Morris. "Mientras tanto, podemos aprender más sobre estos objetos siguiendo su evolución dinámica utilizando OSIRIS".

FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.