• Regístrate
Estás leyendo: El cáncer no dará tregua a instituciones y laboratorios
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 10:43 Hoy

El cáncer no dará tregua a instituciones y laboratorios

La enfermedad quedó fuera de los ODS 2030 porque es un problema complejo, pero puede afrontarse con prevención, educación, acceso a tratamientos e investigación.

Publicidad
Publicidad

Liliana Noble Alemán

El tercer objetivo del Desarrollo Sostenible propuesto por la Organización de Naciones Unidas consiste en promover la salud y el bienestar de las personas. En 2030 se espera acabar con epidemias de enfermedades contagiosas mediante educación, campañas de prevención y acceso a tratamientos. El cáncer quedó fuera de las metas para dentro de 12 años, no porque sea menos importante, sino porque es un problema mucho más complejo, cuya solución requerirá de varias décadas, pero que puede afrontarse con la misma estrategia: prevención, acceso a tratamientos e investigación.

Ante ese reto, las instituciones de salud libran esa lucha a largo plazo. Es el caso del Hospital General de México (HGM), que tiene capacidad para albergar a más de 45 médicos de base solo para el área de oncología y cerca de 50 médicos en formación de esa especialidad para brindar atención oportuna, tratamiento de calidad y los mejores estándares en atención quirúrgica y hospitalaria para los aproximadamente 4 mil casos que atienden.

“A 113 años de su creación, nuestro hospital sigue consolidándose como cuna de la educación oncológica”, señaló Gregorio Quintero Beulo, jefe de la Unidad de Tumores Mamarios del Servicio de Oncología del HGM, quien explicó que las acciones responsables que ejercen están basadas en diferentes líneas de acción: “La primera es la asistencial: no escatimamos en talento e infraestructura para ofrecer a los pacientes oncológicos un servicio de alta especialidad y extraordinaria calidad en cuanto a la detección, el tratamiento y la rehabilitación”.

Otra es la parte académica. “Contamos con un proyecto de cursos de educación continua para los médicos en formación (residentes) de especialidades como cirugía oncológica, radiooncología y ginecología oncológica, entre otras”. La tercera línea de acción “está basada en la investigación. Dentro de nuestros protocolos buscamos encontrar las mejoras en tratamientos médicos y quirúrgicos en investigación básica y clínica de varios tipos de tumores”.

El HGM elabora también estrategias de responsabilidad social con aliados de la sociedad civil como Grupo Reto, una organización con la que difunde información sobre el cáncer de mama, detección oportuna, tratamiento y otras necesidades de las pacientes.

“Cubrimos cualquier tipo de cáncer sin necesidad de referenciar a nuestros pacientes a otros hospitales. Contamos con los recursos de personal y equipamiento de última generación. Además, quienes no cuentan con seguridad social en algunos casos pueden ser atendidos bajo el esquema del fondo de gastos catastróficos”, destacó el especialista.

“Somos un hospital socialmente responsable no solo porque brindamos un buen manejo a los pacientes. Más allá de eso, otorgamos una educación para la salud a todos los niveles, tanto para los médicos que están en formación como para los especialistas en oncología, y porque somos los más trasparentes en rendición de cuentas”, finalizó Quintero Beulo, quien también es presidente de la Sociedad Mexicana de Oncología.

PAPEL DE LAS FARMACÉUTICAS

Para lograr que las instituciones dedicadas a la salud sumen grandes avances para la detección oportuna y el tratamiento del cáncer es necesario que todos los involucrados contemplen la salud como prioritaria, desde el paciente hasta los laboratorios de la iniciativa privada, como es el caso de Boehringer Hingelheim, que dentro de sus acciones en apoyo a la salud tiene como hilo conductor sus Programas de Responsabilidad Social, explicó Luis Carlos Pérez, director de Asuntos Corporativos de la firma alemana, quien además dijo que la promoción de la salud y las acciones en la materia están encaminadas a los colaboradores y a la sociedad en general.

“Desarrollamos iniciativas enfocadas a promover un estilo de vida saludable; por ejemplo, nuestro programa para dejar de fumar, que ha tenido una tasa de éxito entre los colaboradores de 78 por ciento, y cuyo objetivo es la prevención del cáncer y otras enfermedades respiratorias asociadas con el hábito del tabaquismo. Asimismo, nuestros programas de capacitación médica continua enfocados a fortalecer las capacidades, el conocimiento y mejores prácticas nacionales e internacionales entre la comunidad de médicos y especialistas, y nuestro apoyo a comunidades vulnerables, buscando mejorar su salud y calidad de vida”.

“Una de nuestras acciones con mayor impacto social es el Programa de Estufas Ecológicas, que sustituyen a los fogones de leña, que tienen una gran afectación en el medio ambiente y en la salud de quienes las utilizan, ya que provocan enfermedades como EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), asma y cáncer de pulmón. Ante esta necesidad, desde 2007 Boehringer Ingelheim y el Fondo para la Paz AC han sumado esfuerzos para implementar medidas que disminuyan la exposición de humo dentro de las viviendas de familias en situación vulnerable. Gracias a este programa se han instalado más de mil 500 estufas y se ha brindado capacitación sobre prevención de enfermedades respiratorias a más de 6 mil personas en comunidades teenek y náhuatl de las sierras de la Huasteca potosina y de Zongolica, Veracruz. Esto significa menos gases de efecto invernadero, reducción de la huella de carbono y, por supuesto, mejor calidad de vida”, aseguró

“Cáncer en Positivo es una iniciativa nacional de información que incluye acciones con medios de comunicación, pacientes, profesionales de la salud y público en general. El objetivo principal es cambiar la manera en que las personas perciben el cáncer, a través de la difusión de mensajes que promuevan una respuesta sensible y positiva. (www.cancerenpositivo.org)”.

Finalmente, Luis Carlos Pérez, director de Asuntos Corporativos, aseguró que uno de los ejemplos que muestran su compromiso con la sociedad es la suma de actividades que realizaron durante 2015, en colaboración con Reforestamos México A.C., “con la campaña Reforestar para Respirar, donde inicialmente plantamos 13 mil 500 pinos endémicos en 13 hectáreas del paraje Agua Blanca, Ejido de Santa María del Monte, municipio de Zinacantepec, Estado de México, los cuales captan cerca de 6 toneladas de emisiones de CO2 y reducen el efecto invernadero. El objetivo principal de este programa fue generar conciencia sobre el impacto de la polución y la importancia de tomar medidas para prevenir el desarrollo de asma, EPOC y cáncer de pulmón. En Boehringer Ingelheim estamos comprometidos con las personas, y como empresa socialmente responsable interactuamos con las comunidades en las que vivimos y trabajamos, apoyando su desarrollo, introduciendo conocimientos y herramientas de autogestión que les proporcionen educación, prevención y cuidado de la salud”, finalizó.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.