• Regístrate
Estás leyendo: El almuerzo, una saludable costumbre
Comparte esta noticia
Domingo , 27.05.2018 / 17:22 Hoy

El almuerzo, una saludable costumbre

¿Sabes por qué es bueno un lunch saludable en los niños? Alina García, nutrióloga certificada, explica las razones, además de las porciones en jóvenes durante la pubertad o adolescencia.  

Publicidad
Publicidad

David Segoviano

El lunch tiene el propósito de ayudar a cubrir todos los nutrimentos que requiere el niño y brindarle energía para continuar sus actividades y no llegar con demasiada hambre a la comida, señala Alina García.

¿Puede afectar el desempeño escolar si no hay lunch o no es el adecuado?

Sí, porque pasan muchas horas entre el desayuno y la comida. A las tres o cuatro horas de haber comido, la glucosa disminuye, y es importante recargar para tener esa glucosa en sangre y los niños puedan tener energía para estudiar y concentrarse, de lo contrario pueden estar cansados y hasta dormirse por la sensación de hambre.

¿Cómo cambia el lunch cuando se tiene una actividad física intensa, como cuando se practica un deporte?

Hay un mayor gasto energético y se requieren más calorías. No significa que de lunch mandemos una comida completa, sino que puede ser el mismo lunch, práctico, pero en mayor cantidad. Un buen ejemplo es un sándwich con pan integral, jamón de pavo, lechuga y jitomate, y para un niño que hace deporte, se puede agregar fruta picada.

¿Cómo medimos los alimentos de jóvenes en pubertad o adolescencia que suelen comer bastante?

Hay que seguir basándonos en el Plato del Bien Comer. Las porciones dependen de cada persona, no se puede generalizar, por eso es muy importante conocerlos y que desde niños aprendan a conocer su cuerpo, cuándo tienen hambre y cuándo están satisfechos. Podemos incluir una mayor cantidad de verduras, que causan saciedad.

¿Qué posibilidad hay de incluir en el lunch una golosina y con qué regularidad?

Se vale. No existen alimentos buenos ni malos. Al no prohibirlos van a aprender a consumirlos en las porciones adecuadas. Se puede incluir una o dos veces por semana, no como premio, sino como parte de su alimentación habitual.

¿Qué tan importante es la variedad en el lunch escolar?

Es muy importante, porque los niños se aburren muy fácil incluso de la comida. Si todos los días les mandamos manzana va a llegar un momento donde ya no quieran ni verla. Además, los nutrimentos que tiene no son los mismos que los del plátano, la naranja, la guayaba o el melón, así que también en ese tema es importante la variedad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.